“Alex Saab está secuestrado”: la acusación de Maduro a Estados Unidos que enreda los diálogos con la oposición

El caso de Alex Saab volvió a abrir un nuevo capítulo en las últimas horas y que podría significar, no solo un duro cuestionamiento hacia el gobierno de los Estados Unidos, sino también un golpe a los diálogos que el régimen de Venezuela sostenía con sus opositores en México para dar solución la crisis política, social y económica que atraviesa el gobierno presidido por Nicolás Maduro.

Este sábado 1 de enero, el líder del régimen venezolano aseguró que a Saab, acusado de ser su testaferro, lo extraditaron a EEUU bajo “mil elementos falsos” y que, por lo tanto, la situación del empresario colombiano tendría que presentar “grandes cambios” ante lo que este considera es un secuestro por parte del gobierno norteamericano.

Ahora Alex Saab está secuestrado en una cárcel de Florida (…) acusándolo de mil elementos falsos. Sigue siendo Alex Saab representante ante la mesa de México, y tendría que haber grandes cambios en el asunto que tiene que ver con el secuestro de Alex Saab para que nosotros volviéramos al diálogo en México, veremos qué sucede en enerofebrero…”, sostuvo en entrevista con el periodista español, Ignacio Ramonet

La audiencia de Saab, que inicialmente estaba pactada para este 3 de enero, fue pospuesta, al menos, hasta el 7 de enero, pues su defensa solicitó desestimar los señalamientos por conspiración para lavado de dinero que afronta en un tribunal de Miami (Florida). ¿Los argumentos? Que el empresario barranquillero tiene una inmunidad diplomática, lo que significa que no puede ser judicializado ni perseguido de ninguna forma.

Recordemos que Maduro ha insistido, en previas oportunidades, que Saab cuenta con “credenciales diplomáticas”, y que estaba cumpliendo una misión humanitaria camino a Irán cuando su avión fue detenido en Cabo Verde, donde se encontraba para recargar combustible, en junio del 2020, y posteriormente extraditado en octubre pasado.

Las declaraciones del régimen de Venezuela contra EE.UU le traería problemas a la oposición en México, donde Maduro y su bancada adelantaban diálogos desde agosto y que se extendieron hasta octubre. Para el líder chavista, la extradición de Saab “fue un sabotaje” de la Casa Blanca para estancar las conversaciones que se adelantaban en la nación ‘Azteca’.

Los diálogos iban muy bien, estábamos entrando ya en profundidad de grandes temas de la reinstitucionalización de Venezuela, de la economía, de las sanciones criminales, de la vida del país y una vez más, cuando ya entrábamos en grandes temas, el Gobierno de los Estados Unidos hace una acción que ellos sabían iba a provocar la ruptura del diálogo”, apuntó Maduro.

Y agregó que, supuestamente, había acuerdos con EE.UU para que no ocurriera ese procedimiento judicial: “La propia oposición, su coordinador (Gerardo) Blyde, lo habló en Washington, con el Departamento de Estado, y le dieron garantías de que no iban a llevarse a Alex Saab, nuestro diplomático, para que los diálogos siguieran fructíferos”.

De acuerdo con lo previsto en un memorando de entendimiento, firmado el 13 de agosto, en estos diálogos se abordaría una amplia agenda que incluirá la definición de garantías electorales y un cronograma para elecciones observables; el levantamiento de las sanciones aplicadas por Washington; la restauración de derechos a activos; el respeto al Estado constitucional; la convivencia política y social; la renuncia a la violencia; la reparación a las víctimas de la violencia y la protección de la economía y la población.

Al igual que en otros procesos de negociación, como en el del 2019, Noruega participaba como mediador. Por su parte, Rusia Países Bajos estaban asumiendo el rol de acompañantes de las delegaciones de Maduro y la oposición, liderada por Juan Guaidó.

Venezuela, que cuenta con una de las mayores reservas de petróleo del mundo, ha estado sumida en una crisis económica, la cual se ha visto agravada por varias sanciones de Estados Unidos. Bajo la administración del expresidente, Donald Trump, el Gobierno norteamericano impuso medidas para dificultar que el régimen de Maduro desarrolle, venda o transporte este aceite mineral.

Tomado de Infobae