Regresa a su casa para descubrir que su familia había celebrado su funeral

Un hecho surrealista ocurrió hace un par de días en Chihuahua, México, el cual ya le ha dado la vuelta al mundo pues debido al error cometido por las autoridades de un municipio de este estado mexicano, una familia celebró el funeral de uno de sus familiares a pesar de que este seguía con vida.

De acuerdo a diversos medios locales todo comenzó el pasado 20 de diciembre; un hombre de 62 años llamado Laurencio Armendáriz salió de su casa en el poblado de Goacochi para ir a trabajar al campo, tal y como lo hace todos los días.

Sin embargo, un par de horas más tarde, su familia recibió la visita de unos agentes municipales, quienes llegaron al domicilio para informarles que habían encontrado el cuerpo ya sin vida de Laurencio, el cual habría perdido la vida a causa de una broncoaspiración.

La familia se dio cita para recoger el cuerpo del hombre pero algo no les cuadraba pues consideraron que la persona fallecida no se parecía del todo a Armendáriz; sin embargo, la policía insistió que sí se trataba de él y que los cambios físicos se debían al proceso de descomposición del cuerpo.

Rápidamente y por recomendaciones de las autoridades debido a la pandemia de Covid, se organizó un pequeño funeral a Laurencio y ese mismo día fue enterrado.

Pero para sorpresa de la familia, el hombre volvió a casa por la noche, tras una ardua jornada laboral, dejando a todos boquiabiertos al descubrir que este seguía con vida.

La confusión fue un error de la policía

Laurencio y su familia acudieron ante las autoridades en búsqueda de una explicación sobre lo ocurrido, descubriendo que los policías que encontraron al hombre fallecido nunca pusieron el cadáver a disposición del Ministerio Público ni del Servicio Médico Forense, por ende no se comprobó la identidad del muerto.

De inmediato, solicitaron la anulación del acta de defunción de Armendáriz, cosa a la que procedió de inmediato la Fiscalía, quienes también iniciaron el trámite de exhumación para conocer la identidad del sujeto fallecido, a quien seguramente buscan sus verdaderos seres queridos.

Tomado de eldiariony.com