Ex gobernador Cuomo no enfrentará proceso penal por acusación de que acarició a una asistente en Nueva York

Andrew Cuomo, ex gobernador de Nueva York que renunció al cargo en agosto por escándalos de abuso sexual, no enfrentará un proceso penal por una acusación de que acarició a una asistente, luego de que un fiscal dijera hoy que abandonó el caso porque no podía probarlo.

Tres días antes de que el ex gobernador demócrata respondiera al cargo de delito menor en la corte, el fiscal de distrito del condado de Albany, David Soares, dijo que estaba pidiendo que se desestimara una denuncia penal que el alguacil del condado presentó en octubre.

“Si bien encontramos al demandante en este caso cooperativo y creíble, después de revisar todas las pruebas disponibles, llegamos a la conclusión de que no podemos cumplir con nuestra carga en el juicio”, dijo el fiscal Soares en un comunicado, y agregó que estaba “profundamente preocupado” por la alegación.

Soares, un demócrata, había sugerido anteriormente que la queja de una mujer de que había sido tocada en el pecho por la fuerza por Cuomo era problemática.

“Si bien muchos tienen una opinión sobre las acusaciones contra el ex gobernador, la Oficina del Fiscal del Distrito de Albany es la única que tiene la carga de probar los elementos de un delito más allá de toda duda razonable”, adelantó Soares el lunes.

Cuomo, quien ha negado con vehemencia la acusación, no hizo comentarios inmediatos sobre la noticia, que fue informada por primera vez por el diario The Times-Union de Albany.

La denuncia no mencionó a la mujer, pero luego ella se identificó como Brittany Commisso, una de las asistentes ejecutivas de Cuomo antes de que él renunciara en agosto en medio de acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Pocas horas después de su renuncia, Cuomo fue despojado del también cuestionado premio Emmy que recibió en noviembre de 2020 por sus conferencias de prensa televisadas sobre la pandemia COVID-19.

Recientemente su hermano menor, Chris Cuomo, fue despedido como presentador de CNN luego de que la fiscal estatal Letitia James revelara documentos que indicaban que se había involucrado en la defensa del entonces gobernador al ser acusado de abuso de poder sobre varias empleadas a principios de 2021.

La realidad del ahora ex gobernador representa un gran contraste luego de que cultivara una alta popularidad durante el confinamiento que lo llevó a soñar con un cómoda nueva reelección en 2022. Incluso sus aliados hablaban de que tenía potencial para llegar a la Casa Blanca, al menos como vicepresidente.

Pero poco a poco le fueron aflorando cuestionamientos: a fines de 2020 se supo que había limitado sus contactos con el gobierno federal para discutir soluciones, en medio de sus peleas con el entonces polémico mandatario Donald Trump, aún siendo NY de lejos el estado más afectado por contagios, muertes y pérdidas económicas.

Tomado de eldiariony.com