Madre con cáncer avanzado pide un novio para su hija con costoso anuncio en Times Square de Nueva York

Beth Davis hizo lo que muchas hijas habrían considerado una humillación: solicitarle un novio colgando un gran anuncio entre los avisos de neón de Times Square de Nueva York, la llamada “encrucijada del mundo”.

En su caso, su hija Molly de 30 años está de acuerdo, consciente de que las circunstancias son excepcionales: su madre está gravemente enferma y quiere dejarla casada y en buena compañía antes de morir.

La semana pasada, Beth colocó un gran anuncio por un mes de 47 por 25 pies en Times Square con una foto sonriente de Molly, junto al mensaje “Sal con mi hija” y la dirección URL de su perfil de citas.

La meta de Beth es “saber que la dejo en buenas manos… Es justo ya que Molly actuó como mi acompañante, escoltándome a varias citas de oncología”.

Beth, una mujer de 61 años residente de Boston, fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 2004 y fue tratada con quimioterapia. En junio de 2020, los médicos le dijeron que había desarrollado cáncer de mama metastásico y que se había extendido ampliamente a sus huesos.

Así que el tiempo es esencial si ella y su esposo Rick, escritor médico de 62 años, quieren acompañar a Molly al altar juntos. “Me gustaría ver a mi hija bien asentada”, dijo al New York Post Beth, quien anteriormente trabajó en ventas farmacéuticas”.

Actualmente es tratada con tabletas que espera mantengan a raya el cáncer durante al menos dos años. “Considerando que tengo serios problemas de salud, hay urgencia”, insistió sobre acabar con la soltería de su hija.

Beth, que también tiene un hijo “felizmente casado”, pidió permiso a Molly y colocó un perfil para su hija en Wingman, la aplicación de citas donde amigos y familiares brindan testimonio a los usuarios. El discurso señaló con franqueza que Beth quiere “un buen hombre para que mi hija lo ame”.

El perfil conmovió a la fundadora de Wingman, Tina Wilson, quien organizó el anuncio en Times Square, donde Beth también aparece con una pequeña foto y las palabras “Soy su madre”.

“Proyecta una red más amplia”, dijo Molly, vendedora de dispositivos médicos en Boston. “Quiero a alguien que me adore y a alguien a quien yo adore también. Quiero a alguien que contribuya a mi vida. Si esto lo transmite, todo valdrá la pena”.

“Dejo que mi mamá se divierta al filtrar los perfiles y las respuestas”, dijo Molly, quien al momento de la entrevista aún no se había conectado con alguien. “Valoro una relación como la de mis padres, donde ellos hablan de las cosas y buscan altos grados de amabilidad”.

Quien quiera tener una oportunidad con Molly hará bien en tomarse las cosas con calma al principio. “Creo que una gran primera cita es una actividad de bajo riesgo”, dijo. “Tal vez tomemos un trago y juguemos al billar. Inteligente, amable y gracioso sería la trifecta. Alguien con la esencia de Chris Hemsworth o Ryan Reynolds “.

Madre e hija vieron juntas la valla publicitaria en persona el viajar a Nueva York el pasado fin de semana. “Salimos de un Uber, doblamos una esquina y allí estaba Molly”, narró Beth. “Eché la cabeza hacia atrás, se me cayeron las gafas y me reí. Ambas saltamos arriba y abajo de la emoción. La mayoría de las personas obtienen 15 minutos de fama. Pero estamos recibiendo un mes entero”.

Tomado de eldiariony.com