Cae narcojet con más de una tonelada de cocaína de la Nueva Marquetalia

La Fiscalía General de Colombia dio a conocer este lunes (10 de enero) que el hallazgo de un complejo narcotraficante en zona rural de Tumaco (Nariño), en junio del año pasado, le permitió al CTI de la Fiscalía General de la Nación, en trabajo conjunto con el Ejército Nacional y la agencia estadounidense DEA, conocer la ruta y el andamiaje criminal dispuesto para procesar y sacar toneladas de clorhidrato de cocaína con destino a Centroamérica.

De acuerdo con esa entidad, en su momento, los investigadores ubicaron en el gigantesco laboratorio varias marquillas utilizadas para identificar los bloques de estupefacientes. Una de estas tenía el logo ‘G1′.

“Distintas labores de policía judicial y operaciones realizadas en varios puntos del país evidenciaron que los alijos rotulados como ‘G1′, al parecer, salían de centros de producción ilegal en Tumaco en diferentes cantidades que no superaban los 100 kilogramos. La sustancia era camuflada en vehículos de carga y trasladada a Cúcuta (Norte de Santander) donde, supuestamente, se acopiaba hasta completar la tonelada y coordinar su paso a Venezuela”, indicó la Fiscalía.

De acuerdo con el material de prueba de las autoridades, toda la actividad ilícita era articulada por la estructura disidente de las extintas Farc, conocida como Nueva Marquetalia.

Con esta información, el CTI de la Fiscalía advirtió sobre un jet G3 con un cargamento de clorhidrato de cocaína que había despegado de una pista clandestina ubicada en territorio venezolano.

Autoridades internacionales detectaron la aeronave y la obligaron a aterrizar en Petén (Guatemala). En las inspecciones fueron encontrados 1.028 kilogramos de cocaína. Los bloques de la sustancia tenían la marquilla (G1).

“En las verificaciones iniciales se constató que el estupefaciente era esperado por contactos del cartel mexicano de Jalisco ‘Nueva Generación’. Los cálculos preliminares dan cuenta de que su valor superaría los 32′000.000 de dólares en Estados Unidos”, concluyó la Fiscalía.

Otro duro golpe a las disidencias de las Farc

En las últimas horas, investigadores del CTI de la Fiscalía General de la Nación, en trabajo articulado con el Ejército Nacional, la agencia estadounidense DEA y Migración Colombia, capturaron a Mauricio Fabián Paz Velasco, alias El Gordo, presunto cabecilla de una red narcotraficante que sería la encargada de mover cocaína para las disidencias de las Farc en Cauca y Nariño.

De acuerdo con la Fiscalía, alias El Gordo fue capturado en la zona de migración del aeropuerto El Dorado de Bogotá, minutos después de llegar de un viaje de turismo que realizó a una isla en el mar Caribe.

Además, se informó que Paz Velasco es solicitado en extradición por una Corte Distrital de Estados Unidos, para el distrito oriental de Texas, por cargos relacionados con concierto para fabricar y distribuir estupefacientes, así como tráfico y distribución de los mismos.

De acuerdo con el requerimiento internacional, la estructura criminal de ese hombre sería la responsable de producir clorhidrato de cocaína y transportar y poner los cargamentos en las costas del Pacífico colombiano, los cuales eran embarcados y enviados a países de Centroamérica.

“En las investigaciones se estableció que el estupefaciente que movía esta organización pertenecería a las disidencias de las Farc Jaime Martínez, cuyo cabecilla es alias Mayimbú y la Oliver Sinisterra. La Dirección de Asuntos Internacionales de la Fiscalía, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, comunicará la presente captura a la Embajada de Estados Unidos en Colombia, para que se surtan los trámites de ley”, señaló la Fiscalía General de la Nación.

Tomado de Semana