#Editorial Sin brújula …Deudas y más deudas

¿Económicamente hacia dónde vamos? Quizás esa es la pregunta que muchos tratamos de buscarle una repuesta. Cuando vemos que el GOB y los “estrategas” de las finanzas anuncian que están negociado la emisión de bonos o letras del Estado para tener lo que algunos ya han escuchado… “flujo de caja”, o sea dinero.

La pandemia ha fregado a muchos, pero mientras la gran mayoría de los panas están pilando diariamente por el afrecho de sus hogares, el GOB y los NINIS que han vivido toda su vida a costilla de los ingresos del contribuyente, siguen haciendo fiestas con el dinero de los impuestos gastándolo en banquetes, alquileres de autos de “alta gama”, viáticos jugosos, gastos de representación, en teléfonos celulares y sobre todo, abultando cada día más la planilla estatal. Una vieja práctica que todos los GOB han seguido al pie de la letra para cumplir con sus promesas de campaña a las bases de sus colectivos.

Todos estos desaciertos gubernamentales siguen manifestándose, la informalidad se ha multiplicado y las cotizaciones a la Caja han caído en picada… y todo esto pasa en momentos en que el actual GOB ya decidió posponer una decisión sobre el futuro de la Caja para dejársela al GOB que venga en el 2024. Un problema que tuvo su origen en los tiempos del militarismo donde su brazo político era el colectivo que hoy tiene las riendas del país con un 33 % de los votos.

El panorama es desalentador y las acciones de las actuales autoridades gubernamentales nos demuestran que el papel aguanta todo lo que le escriban y si el hablar costara plata nadie lo hiciera.