Cliente de Starbucks demanda a la empresa por $75,000 dólares por servirle líquido de limpieza en lugar de café en su bebida

Siempre hay que fijarse en lo que te sirven en los restaurantes, porque podrían darte algo que no deberías tomar. Esto es lo que aparentemente le sucedió a un cliente de Starbucks al que le sirvieron un químico de limpieza tóxico y ahora está demandando a la empresa por ello.

La demanda, que fue presentada el martes en el Tribunal de Distrito de Connecticut, busca compensación por daños punitivos por más de $75,000 dólares después de que el cliente, de nombre Matthew Tyler Mitchell, bebiera el líquido de limpieza durante una visita a una sucursal de Greenwich el verano pasado.

“En resumen, Starbucks, en lugar de servirle a Mitchell el café que pidió, lo envenenó con un químico tóxico, (marca) Urnex Urn & Brewer Cleaner, el 30 de agosto”, se lee en la demanda, de acuerdo con The New York Post.

Mitchell, del condado de Fairfield, pidió un café negro caliente en la tienda Starbucks 806 y recibió una taza con tapa que parecía ser el café que había solicitado, alega la demanda.

“Sin embargo, después de que Mitchell tomó un sorbo del supuesto ‘café’, que tragó, se dio cuenta de que acababa de ingerir una sustancia tóxica entonces desconocida“, continúa la demanda.

El químico inmediatamente causó una sensación de ardor en la boca, la garganta y el estómago de Mitchell, lo que provocó que se enfermara y tosiera sin cesar.

Después de esto, Mitchell abrió la tapa y vio la solución química azul antes de sufrir un fuerte mareo y náuseas, según la demanda.

Mitchell alertó a un gerente de Starbucks sobre su terrible experiencia, quien le dijo que el error fue cometido por un empleado nuevo que no se dio cuenta de que una cafetera había sido llenada con la solución de limpieza fuerte diseñada para disolver los residuos en ellos.

El gerente también admitió ante Mitchell que el único sistema de advertencia existente para no servir de las cafeteras que contenían la solución era una taza vacía y boca abajo que ponían sobre ella.

No es la primera vez que Starbucks supuestamente se equivoca y da a los clientes la solución de limpieza, ya que la demanda de Mitchell afirma que al menos otros dos clientes habían sido envenenados previamente con el líquido. Ambas víctimas han presentado demandas contra la cadena de cafeterías, según dice la demanda de Mitchell.

Mitchell tuvo problemas gastrointestinales graves, náuseas, diarrea, dolor en la lengua y la boca, así como un sabor a tiza persistente después de tomar el químico.

“Este incidente aterrador también desencadenó y empeoró en gran medida su trastorno de estrés postraumático, depresión y ansiedad previamente diagnosticados, lo que provocó un mayor trauma emocional y angustia”, decía la demanda de 13 páginas.

Un portavoz de Starbucks está analizando la demanda de Mitchell.

Tomado de eldiariony.com