El abogado de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, Paul Reichler, renunció a su cargo por “conciencia moral”

El abogado Paul Reichler, quien representó a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en varios litigios internacionales, renunció al cargo por “conciencia moral”, denunciando la manera en que Daniel Ortega dirige al país.

”Mi conciencia moral me exige que debo cortar mis lazos con el segundo Ortega (a partir de 2018) y negarme a servirle”, dijo Reichler en una carta de renuncia publicada este domingo en el medio digital Confidencial.

Reichler formó parte de los equipos de abogados de Nicaragua en el caso conocido como “Irán-Contras” con Estados Unidos, el del mar Caribe con Colombia, o el del río San Juan con Costa Rica, que el Gobierno nicaragüense contó como “victorias”.

”Rezaré por el día en que Nicaragua vuelva a ser libre”, expresó Reichler en la carta, que está dirigida al dictador nicaragüense.

En la misiva, el jurista dividió a Ortega en dos personajes, uno previo a 2018, que tildó de democrático y pacífico, y otro a partir de ese año, al que señala de actuar “tan despiadadamente, resultando en cientos de trágicas muertes”, así como de arrestar y enjuiciar a decenas de personas “con cargos falsos que no son más que un pretexto para eliminar la disidencia y la oposición”.

Reichler dijo sentirse “honrado y orgulloso de haber ayudado a Nicaragua a defender y extender su soberanía”, pero no ocultó su desconcierto por las decisiones de Ortega, al que acusó de haber “destruido la democracia” y establecer “una nueva dictadura, no muy diferente” a la que “ayudó a derrocar”.

TRATAMIENTO A PERSONALIDADES

La carta -dijo el abogado a Ortega- es “para dar por terminada mi relación con usted y su Gobierno. No sé qué le hizo cambiar, pero usted ya no es el Daniel Ortega a quien tanto respeté, admiré, quise y serví con orgullo durante tantos años”.

Recarcó que su régimen hizo “elecciones falsas, mantiene una legislatura sumisa, un sistema judicial corrupto e incapaz de impartir justicia, y el silenciamiento de la libertad de expresión y de los medios de comunicación independientes”.

Además le recriminó enviar al exilio al Premio Cervantes 2017 Sergio Ramírez, al comandante Luis Carrión, al Ortega y Gasset 2021, Carlos Fernando Chamorro, a la escritora Gioconda Belli, al economista Edmundo Jarquín, y a los exguerrilleros sandinistas Mónica Baltodano y Julio López Campos.

También se refirió al ex guerrillero sandinista disidente Hugo Torres, el histórico “Comandante Cero”, quien murió bajo custodia policial tras ocho meses en la cárcel y sin haber sido juzgado.

”Me resulta impensable que ese Daniel Ortega hubiera asesinado a Hugo Torres y llevado sádicamente a los otros grandes patriotas, ahora encerrados en sus celdas, al borde del hambre y la muerte”, sostuvo.

Reichler concluyó su relación con Ortega una semana después de que el diplomático nicaragüense Arturo McFields denunciara que en Nicaragua hay una “dictadura”, durante una sesión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), tras lo cual fue retirado de su cargo como embajador ante el organismo.

Tomado de EFE