La invasión de Rusia a Ucrania se cobró la vida de otro deportista: murió el campeón mundial de kickboxing Maksym Kagal tras un ataque en Mariúpol

La invasión de Rusia en Ucrania se sigue cobrando vidas y entre ellas las de deportistas que decidieron defender su país como el caso la del campeón del mundo de kickboxing, Maksym Kagal, a quien mataron en Mariúpol, una de las ciudades más afectadas por el ataque del gobierno a cargo de Vladimir Putin. El luchador de 30 años formaba parte de la resistencia de su país y como uno más intentó repeler la agresión rusa.

La noticia la informó por redes sociales un ex entrenador de Kagal, Oleh Skyrta: “¡Gloria Ucrania! ¡Gloria a la nación! ¡Muerte a los enemigos! Desafortunadamente, la guerra se lleva lo mejor: defendiendo la ciudad de Mariúpol, como parte del Escuadrón Especial Azov, murió Maksym “Piston” Kagal, el primer campeón mundial de kickboxing en nuestro club, de nuestra gloriosa ciudad de Kremenchug, el primer campeón mundial de kickboxing ISKA, entre adultos, parte del equipo nacional de Ucrania”.

Skyrta definió a su recordado pupilo como “un hombre honesto y decente”. En su despedida afirmó: “Descansa tranquilo, hermano ¡Nos vengaremos de tu pérdida!” Su pérdida afectó a muchos de sus compatriotas como la de los miles de civiles que cayeron por el ataque ruso, entre ellos los que defendieron su tierra como el caso de Kagal”.

Maksym se transformó en campeón del mundo de kickboxing en 2014 y fue el primer luchador de su país en conseguirlo. A sus éxitos se suman una medalla de bronce y también se destacó en otras actividades de contacto como el muay thai. Según medios locales, fue tal su amor por el deporte, que quiso practicar otras disciplinas e incluso llegó a participar de campeonatos de rugby. Su muerte se lleva también una gran trayectoria que tenía por delante.

Kagal forma parte de un grupo de deportistas ucranianos que murieron por la agresión rusa como Katya Dyachenko, una prometedora gimnasta de 11 años murió tras un ataque con misiles también en Mariúpol, que no tiene respiro por la invasión de los invasores rusos.

Sus pérdidas se sumaron a la de un entrenador juvenil de fútbol del Shakhtar Donetsk, que fue confirmada en sus redes sociales por el director general del club, Serhiy Palkin: “Este país y su gente está siendo destruido por el ejército ruso hoy con todo tipo de armas”.

Además, a comienzos de marzo murieron dos futbolistas, uno de ellos luchando también en la resistencia ucraniana: Vitalii Sapylo falleció al hacer frente contra las tropas invasoras en Kiev y Dmytro Martynenko murió junto a su madre tras el impacto de una bomba en su domicilio.

Otro deportista muerto fue Yevhen Malyshev, que era un biatleta de 19 años que estuvo hasta hace dos años en la selección junior de su país y ahora estaba cumpliendo el servicio militar. El joven también estaba comprometido con la defensa de su país.

Otros decidieron sumarse para colaborar con el día a día de la población civil en Kiev, como los esgrimistas Andrii Scherba y Andrei Pogrebniak. Ambos estaban en un torneo en Egipto, pero decidieron volver a la capital para ayudar.

Tomado de Infobae