Ecuador envió un reclamó al gobierno de Honduras por haber invitado a Rafael Correa que permanece prófugo de la justicia de su país

La Cancillería del Ecuador envió una nota diplomática como protesta al gobierno de Honduras, que recibió al ex presidente Rafael Correa. En la carta enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano se presenta a Correa como “prófugo de la justicia ecuatoriana”.

El exmandatario fue condenado por corrupción y tiene una orden de captura en el país, por lo que no puede regresar. Además, recientemente se ha revelado que las líneas de crédito con China que se firmaron en su gobierno dejaron un perjuicio de alrededor de USD 5 mil millones.

En la misiva enviada a sus homólogos hondureños, el gobierno ecuatoriano expresa “su más enérgica protesta por la referida invitación al expresidente Rafael Correa, prófugo de la justicia ecuatoriana, y sobre quien recae una sentencia condenatoria en firme a ocho años de prisión por el delito de cohecho agravado”. La Cancillería además resaltó en su carta que “la lucha en contra de la corrupción constituyen un imperativo y responsabilidad de todos los Estados”, y aseguró que espera que “prime la cooperación en contra de este flagelo” que perjudica al desarrollo de los países y sus democracias.

Rafael Correa, en su cuenta de Twitter, cuestionó la nota de protesta y escribió que es “el colmo del ridículo”, además dijo que pareciera que la carta fue escrita por “un Villavicencio o una Llori”, refiriéndose al legislador Fernando Villavicencio, quien es presidente de la Comisión de Fiscalización del congreso y que ha vinculado a Correa en la trama del supuesto testaferro de Maduro, Alex Saab, y quien ha revelado el perjuicio estatal por la deuda con China. Correa también mencionó en su tuit a Guadalupe Llori, presidenta de la Legislatura. Tanto Villavicencio como Llori fueron perseguidos durante el mandato de Correa.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, recibió desde el pasado miércoles a Rafael Correa para “intercambiar las experiencias y buenas prácticas que tuvo en su gobierno”, sobre todo para escucharlos en temas económicos, según contó a EFE el canciller de ese país, Eduardo Enrique Reina.

En una comunicación oficial, Reina calificó a Correa como un “amigo del pueblo hondureño” y resaltó que el expresidente estuvo en los “momentos difíciles durante el golpe de Estado” en contra del exmandatario Manuel Zelaya, esposo de la actual presidenta de Honduras, en junio de 2009. De acuerdo con el diplomático hondureño, la visita de Correa se dio por el éxito durante su mandato. Esa sería la razón por la que “sus recomendaciones y conocimientos son de prioridad” para Honduras.

Su experiencia siendo presidente de Ecuador durante 10 años, más sus estudios de economía y desarrollo, son los elementos que lo avalan para asesorar a Gobiernos latinoamericanos que buscan una opción para su crecimiento”, se lee en el comunicado oficial de la Cancillería de Honduras. Para Honduras, según comunicaciones oficiales, la visita de Correa es “una muestra más del interés de personalidades internacionales de conocer el plan de gobierno de la primera mujer presidenta de Honduras”.

Después de sus primeras reuniones en Honduras, Correa ha manifestado “que los problemas de Honduras son parecidos en un 95 % a los del Ecuador cuando él asumió en 2007″. El exmandatario ha dicho que “Honduras renacerá de la ruina en la que la dejaron los golpistas que destituyeron al presidente Zelaya”.

Xiomara Castro es la primera mujer en asumir la Presidencia de Honduras. Castro es esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, que fue derrocado el 28 de junio de 2009 y fue enviado al exilio. Así como Correa, otros mandatarios que responden a la línea del socialismo del siglo XXI han mostrado su simpatía con Castro. Cuando fue electa, la actual vicepresidenta y expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue una de las primeras personalidades en felicitar el triunfo de Castro.

Tomado de Infobae