Una joven se lanzó por la ventana de su apartamento después de que su ex novio envió un video íntimo a sus amigos

Una estudiante se lanzó desde la ventana de su apartamento a 24 metros de altura y murió, en un hecho que investigan las autoridades y que presuntamente estaría relacionado con el envío de “pornografía de vengaza” que hizo su ex novio después de que terminaran su relación.

Damilya Jussipaliyeva, de 24 años, murió el 3 de junio de 2017, una semana después de que Alessio Bianchi amenazara con mostrarle a su familia las imágenes y el video de ella tomando cocaína.

En abril de 2018, Bianchi se salvó de la cárcel después de admitir haber revelado imágenes y videos sexuales privados con la intención de causar angustia y un cargo de agresión con golpizas.

Bianchi, que ahora tiene 30 años, recibió una sentencia suspendida de 12 semanas, se le ordenó llevar a cabo un requisito de actividad de rehabilitación y se le obligó a pagar los costos equivalentes a 320 dólares.

Según lo revelado por medios británicos, Damilya y Alessio Bianchi mantenían una relación intermitente de casi tres años antes de la muerte de la joven, en la que las peleas y las agresiones requirieron en varias ocasiones la intervención de la policía.

La noche de su muerte, el propio Bianchi llamó a la línea de emergencia de Reino Unido, el 999, antes de la 1 de la mañana para informar que su novia estaba angustiada, después de recibir de ella varios mensajes perturbadores.

Los oficiales que respondieron gastaron unos 40 minutos hablando con Bianchi antes de trasladarse con él a la casa de Damilya, sólo para encontrar que la joven se había lanzado unos 10 minutos antes de su llegada.

En una respuesta previa de la policía, originada por una pelea en su apartamento el 12 de mayo, la joven le dijo a los agentes que su novio la había “agarrado por el cuello, golpeado unas cuatro o cinco veces y escupido en la cara”, causándole un desmayo por unos segundos.

En otras ocasiones había sido Bianchi quien denunció ante la policía que su pareja la había atacado, arañado, y amenazado con suicidarse.

Unos días antes de la muerte de Damilya, varios amigos de la pareja afirmaron haber recibido en sus celulares una serie de videos de ella practicando sexo oral en una cabina telefónia en el norte de Londres, el 25 de mayo de 2017.

Adjunto había un mensaje que decía: “Voy a seguir destruyéndote”.

Una de sus amigas recibió el mismo clip de tres números diferentes, uno de los cuales contenía la amenaza: “La próxima vez te joderé, mi amor”.

Cuando la policía incautó el teléfono de Bianchi el 1 de junio, encontraron mensajes de WhatsApp en los que le había pedido a su amigo que le enviara el video Damilya.

La joven denunció ese envío de “pornografía de venganza” a la policía, pero siguió la relación con Bianchi.

En ese momento Damilya le dijo a los agentes que no sabía que la había estado grabando y que encontraba las acciones de su pareja “realmente humillante e insultante”.

“Creo que está haciendo esto por venganza debido a la discusión. Todavía estoy en estado de shock y me siento rota”, afirmó la joven según los policías que atendieron la denuncia.

Damilya dijo que estaba “muy asustada mental y físicamente” porque Bianchi había amenazado con enviar la pornografía, así como imágenes de ella tomando cocaína, a su familia.

El 1 de junio, la pareja salió a beber con amigos y regresaron al departamento de Bianchi alrededor de las 11:30 p.m.

Tuvieron una discusión antes de que Bianchi empujara a la Damilya a la fuente de agua frente al edificio. La violencia fuera del edificio duró más de media hora antes de que el conserje llamara a la policía en la madrugada del 2 de junio.

Bianchi, nacido en Jeddah, Arabia Saudita, fue arrestado y le incautaron su teléfono.

Al día siguiente, recibió mensajes de texto angustiados de Damilya, similares a los que dijo haber recibido en el pasado.

Llamó a la policía y luego fueron a su apartamento en South Wharf Road, Paddington, pero la encontraron muerta en el suelo. Había dejado una nota que decía: ‘Alessio, te amo, lo siento’.

La investigación continúa y se han escuchado versiones de familiares de Bianchi y de la joven muerta, quienes desde distintas perspectivas señalaron que Damilya venía sufriendo de angustia y problemas mentales a causa de su relación tóxica con su pareja.

Se espera que Bianchi declare en las audiencias de esta semana.

Tomado de Infobae