El periodista ruso y premio Nobel de la Paz Dmitry Muratov fue atacado en un tren

El periodista ruso Dmitry Murátov, premio Nobel de la Paz 2021, fue atacado hoy por un desconocido, que le arrojó pintura a la cara cuando se disponía a tomar un tren de larga distancia.

Cuando estaba en el compartimento me han arrojado pintura. Me pican muchísimo los ojos”, escribió en el canal de Telegram del periódico Nóvaya Gazeta, que Murátov dirige desde 1993.

Murátov explicó que, debido al fuerte olor a pintura en el vagón, la salida del tren con destino a Samara, en el sur del país, se ha retrasado.

Intentaré lavarme”, escribió en su comentario, que está acompañado de un selfi en el que aparece con la cara y pelo completamente rojos, al igual que sus brazos y ropa, y también la mesa y la cama de su compartimento.

Según el periodista, el atacante gritó: “Muratov, toma por nuestros chicos”.

Supuestamente, el asaltante se refería a los soldados rusos que han muerto en la campaña militar rusa en Ucrania desde su inicio el pasado 24 de febrero.

Esas bajas serían “significativas”, según reconoció hoy el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, que lo describió como una “tragedia”, aunque el Ministerio de Defensa sólo ha informado hasta ahora de 1.351 muertos.

A principios de marzo Murátov pidió un alto el fuego “incondicional” y admitió la amenaza de una guerra nuclear entre Rusia y la OTAN, tras lo que anunció la entrega de la medalla del Nobel de la Paz a una fundación de ayuda a refugiados ucranianos.

Nóvaya Gazeta, el último medio independiente de Rusia, anunció su cierre temporal a finales de marzo debido a las advertencias del regulador ruso de comunicaciones, presiones que le habían hecho renunciar semanas antes a la cobertura de la contienda.

El cierre del medio está relacionado con una nueva ley rusa, que prohibió la difusión de “noticias falsas” sobre su ejército. La ley persigue la reproducción de noticias dirigidas a ‘desprestigiar’ a las Fuerzas Armadas por defender los intereses del país y a sus ciudadanos.

También se castiga a los periodistas que publiquen informaciones de otros medios que falten al respeto al Estado, su Constitución y a las instituciones públicas, además de llamamientos a organizar y participar en manifestaciones no autorizadas.

El proyecto, una enmienda a la ley de medios, también prohíbe recoger pronunciamientos en favor de las sanciones contra la Federación Rusa y sus ciudadanos.

El jefe del Kremlin, Vladímir Putin, promulgó el 4 de marzo una ley que castiga con graves multas y hasta 15 años de cárcel la difusión de “información falsa” sobre el Ejército ruso y los llamamientos a adoptar sanciones contra el país.

Es decir, todos los medios tienen prohibido utilizar las palabras “guerra”, “invasión” o “agresión” para referirse a la actual “operación militar especial” en Ucrania.

Algunas agencias de noticias, canales y rotativos internacionales suspendieron sus servicios y otros dejaron de informar desde Moscú hasta nuevo aviso.

(Con información de EFE)