Uruguay eliminó el uso de tapabocas y las cuarentenas en las escuelas

Tras el anuncio del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, donde definió el cese de la emergencia sanitaria por el coronavirus en el país, las autoridades correspondientes se reunieron este martes para definir los protocolos a aplicar en los centros educativos.

El ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, el de Salud Pública, Daniel Salinas, el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (Anep), Robert Silva, definieron que se eliminarán todas las cuarentenas de los centros educativos a partir del próximo 19 de abril.

Esta fecha corresponde con el primer día de clases luego de la Semana de Turismo, o Semana Santa, semana de feriados en Uruguay. Según dijeron en conferencia de prensa, los únicos niños que deberán realizar cuarentena a partir de esa fecha son los alumnos que tengan covid positivo.

En ese sentido, el titular de la cartera de Educación y Cultura calificó este paso como una “gran noticia” y que gracias a estas medidas Uruguay está volviendo a una situación de “normalidad” en todos los centros, informó radio MonteCarlo.

Consultadas las autoridades en conferencia qué ocurre en caso de que se detecte un brote, lo que significaría dos o más casos con un nexo epidemiológico, y si por lo que indican los protocolos los niños que estuvieron en contacto deberían realizar cuarentena. Respondieron que esos alumnos no deberán hacer nada al respecto y que el grupo continuará funcionando sin problema alguno.

Tomando como excusa la palabra “brote”, Da Silveira explicó que ya no se utilizará ese término, sino que se hablará de personas con síntomas. En caso de tenerlos, se recomienda que el alumno no asista a clase y, en caso de hacerlo porque los síntomas son leves, que lo haga de tapabocas.

“Creo que estamos llegando a la etapa final de un camino que hemos transitado desde el año 2020 cuando empezamos a aprobar los protocolos de funcionamiento en el marco de una pandemia. Hay que seguir cuidándonos, el gobierno resolvió levantar la emergencia sanitaria y eso es una buena noticia para el país y para la educación en particular. Lo último que nos quedaba es el tema de las cuarentenas cuando existía un brote en una clase y eso no va a haber más cuarentena. Sí el niño que tiene síntomas no tiene que concurrir y los restantes también se recomienda en mayor medida el uso de tapabocas para el caso de que esté el brote”, declaró da Silva y agregó que desde el comienzo de clases en marzo de este año se detectaron solo 1.900 casos entre funcionarios docentes, no docentes y alumnos.

“Acá vamos a continuar con un protocolo que tiene recomendaciones, por ejemplo, la ventilación. Si hay escasa ventilación y hay muchos estudiantes en el aula, el uso recomendado de tapabocas. Lo mismo para cuando hay aglomeración, cuando van en el transporte escolar, todas esas medidas”, comentó.

También aclaró que “en cuanto a la alimentación ustedes saben que hemos venido desarrollando normalmente en todas las escuelas, en los centros educativos de medias se ha desarrollado normalmente, nosotros tenemos protocolos en los comedores, que se van a flexibilizar en la medida que no van a tener tanta distribución en turnos”.

Aseguró que el personal que manipule alimentos dirigido a los alumnos tendrá todavía la obligatoriedad del uso de tapabocas. “Ese es el único caso que durante un tiempo el uso de tapabocas va a ser obligatorio. En el resto de los casos es una recomendación, pero no es obligación”, indicó.

“La realidad es dinámica, como siempre, de todos modos la gran noticia es que hoy, con estas medidas, se está cerrando un período de excepción que vivió nuestra enseñanza durante dos años, que fue difícil y creo que es el momento de agradecer. A los docentes, a los funcionarios no docentes, a la familia y a los alumnos por la responsabilidad y serenidad con la que se manejaron durante estos dos años y creo que ellos se llevan el mérito principal de los buenos resultados comparativos que hemos conseguido tener durante todo este período tan difícil”, concluyó el Ministro de Educación y Cultura.

Tomado de Infobae