Olaf Scholz prometió a Zelensky que hará todo lo posible para que se juzguen los crímenes de guerra cometidos por los rusos

El canciller alemán, Olaf Scholz, garantizó hoy al presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, que se hará todo lo posible por que los autores de los crímenes de guerra cometidos en Ucrania rindan cuentas ante la Justicia.

En un comunicado, la portavoz adjunta del Ejecutivo alemán, Christiane Hoffmann, subrayó que el gobierno federal, junto con sus socios internacionales, hará “todo lo que esté en sus manos para que los crímenes se investiguen de manera implacable y se identifique a los autores para que rindan cuentas ante los tribunales nacionales e internacionales”.

En su conversación telefónica hoy con Zelensky, Scholz, condenó los “atroces crímenes de guerra” cometidos por las tropas rusas en Bucha y en otros lugares de Ucrania y expresó su solidaridad con la población ucraniana y el total apoyo de Alemania.

El canciller alemán fue informado además sobre la situación actual en Ucrania y el proceso de negociación entre Kiev y Moscú, agrega el comunicado.

Scholz y Zelensky abordaron asimismo las opciones para proporcionar más ayuda a Ucrania y acordaron permanecer en estrecho contacto, concluye.

”Tuve una conversación telefónica con Olaf Scholz. Hicimos hincapié en que todos los autores de crímenes de guerra deben ser identificados y castigados. También hablamos de las sanciones contra Rusia, de defensa y de apoyo financiero a Ucrania”, informó Zelenski por su parte en Twitter.

Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, llamó hoy a los científicos de todo el mundo a que investiguen las razones, alimentadas durante años, según dijo, que han llevado a las atrocidades cometidas por las tropas rusas en Bucha.

“Bucha no ocurrió en un día. Durante muchos años, las élites políticas rusas y la propaganda han estado incitando al odio, deshumanizando a los ucranianos, alimentando la superioridad rusa y preparando el terreno para estas atrocidades. Animo a los académicos de todo el mundo a que investiguen lo que condujo a Bucha”, escribe Kuleba en su cuenta de Twitter.

La defensora del pueblo ucraniana, Lyudmila Denisova, denunció ayer en un comunicado en Facebook que en Bucha “dispararon a la gente a bocajarro” y “torturaron hasta la muerte no solo a adultos, sino también a niños”.

Agregó que, según los supervivientes, las fuerzas del líder checheno, Ramzán Kadírov, instalaron en su cuartel general “una auténtica cámara de tortura”.

“Según las autoridades de la ciudad, hay en estos momento un total de 360 civiles muertos en Bucha, entre ellos al menos diez niños”, precisó.

LA INVESTIGACIÓN

Ucrania abrió 5.600 investigaciones sobre presuntos crímenes de guerra cometidos en su territorio desde el inicio de la invasión rusa, informó el domingo la fiscal general ucraniana, Irina Venediktova, a la cadena británica Sky News.

Calificando al presidente ruso, Vladimir Putin, como “el principal criminal de guerra del siglo XXI”, la fiscal afirmó haber identificado 5.600 casos de presuntos crímenes de guerra y 500 criminales de guerra rusos.

Entre otros casos habló del ataque, atribuido a un misil ruso, contra la estación de tren de Kramatorsk (este), en el que murieron 52 civiles, entre ellos cinco niños.

“Esto es absolutamente un crimen de guerra”, dijo Venediktova, afirmando tener “pruebas” de que Rusia estaba detrás del ataque. “Estas personas solo querían salvar sus vidas, querían ser evacuadas”, afirmó.

La fiscal general dio las gracias al primer ministro británico, Boris Johnson, quien realizó el sábado una visita sorpresa a Kiev, durante la que se reunió con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y prometió nuevas armas a Ucrania.

“Lo que Putin hizo en Bucha e Irpín fueron crímenes de guerra que han dañado permanentemente su reputación”, dijo Johnson, refiriéndose a las dos pequeñas ciudades cercanas a la capital ucraniana que se han convertido en un símbolo de las atrocidades de la invasión rusa.

Zelenski anunció la semana pasada la creación de un “mecanismo especial” para “investigar y perseguir todos los crímenes de los ocupantes”, y añadió que funcionaría sobre la base del “trabajo conjunto de expertos nacionales e internacionales”.

Tomado de Infobae