Repugnante episodio en el fútbol brasileño: un DT le dio un cabezazo a una jueza de línea y el club lo despidió

El club Deportivo Ferroviaria brasileño anunció la rescisión del contrato de su técnico, Rafael Soriano, por propinar un cabezazo a una jueza de línea en un partido por el campeonato regional del estado de Espíritu Santo.

La entidad informó en un comunicado de que, “ante lo ocurrido, el entrenador fue desvinculado del club” y que “repudia toda y cualquier tipo de violencia, sea física, verbal, moral o emocional, principalmente contra mujeres”.

“Nos solidarizamos con la árbitra asistente Marcielly Netto y nos ponemos a disposición para lo que sea necesario”, agregó el club en la nota.

La agresión, cuya imagen ha tenido amplia repercusión en las redes sociales, se produjo en la tarde de este domingo en un partido por cuartos de final del llamado Campeonato Capixaba en la pequeña ciudad de Nova Venecia y en el que el Desportivo Ferroviaria fue eliminado al caer por 3-1 frente al club Nova Venecia, que avanzó a las semifinales.

Insatisfecho con la decisión del árbitro de pitar el final del primer tiempo cuando su equipo se disponía a cobrar un tiro de esquina, Soriano invadió la cancha del estadio Zenor Pedrosa junto con varios de sus jugadores para exigirle explicaciones al árbitro Arthur Gomes Rabelo.

Tras la discusión con el árbitro y cuando ya se disponía a abandonar la cancha, el entrenador le dio un cabezazo en el rostro a la jueza, lo que le valió la inmediata expulsión. Soriano negó que hubiese cometido la agresión, atribuyó la confusión a un accidente y dijo que la jueza quiso aprovecharse de la situación por su condición de mujer.

“Si dices que te ataqué, iremos a la comisaría. Vamos a ver si te agredí y si no, te demandaré. Está diciendo que la agredí. Mentira. Lo está diciendo porque es mujer. Está tratando de aprovecharse de una situación porque es mujer”, vociferó el entrenador mientras abandonaba el campo a TV Educativa do Espírito Santo.

El Nova Venecia, equipo que accedió a las semifinales tras la victoria, también emitió un descargo sobre lo ocurrido en su cuenta oficial de Instagram: “No hay justificación para la agresión. Especialmente cuando se dirige cobardemente a una mujer. No importa si naciste en otro tiempo. No importa de dónde vienes. Se habla todo el día en la televisión, en Internet, donde quiera que vaya. Por lo tanto, creemos que la lucha contra la violencia contra las mujeres debe tratarse con mucha, mucha severidad”.

“No solo repudiamos la actitud repugnante y cobarde, sino que también esperamos y exigimos un castigo para el entrenador en todos los ámbitos, para que actos como este nunca vuelvan a ocurrir, no solo en un campo de fútbol, sino en todos los segmentos de nuestras vidas”, sentenció.

La Federación de Fútbol del Estado de Espíritu Santo informó en tanto que abrió una investigación y que aplicará las sanciones debidas con rigor. La Federación dijo en su nota que “repudia cualquier acto de violencia” y que dará todo su apoyo a la jueza.

Tomado de Infobae