Ex oficial de la policía de Virginia que participó en el asalto al Capitolio fue declarado culpable de todos los cargos

Un ex oficial de policía de Virginia fue hallado culpable de los seis cargos que enfrentaba por su papel respecto al asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

El ex sargento de la policía de Rocky Mount, Virginia, identificado como Thomas Robertson, enfrentó cargos que incluyeron obstaculizar a los agentes del orden público, obstruir un procedimiento oficial, ingresar y permanecer terrenos restringidos y manipular pruebas.

Varios testigos declararon durante el juicio la semana pasada, incluyendo oficiales de la policía de Washington que estuvieron presentes durante el ataque, los agentes federales y un ex colega de la policía coacusado que testificó como parte de un acuerdo de culpabilidad con el gobierno, informó CNN.

Durante la audiencia hubo un debate sobre cada cargo mientras el jurado deliberó en un lapso de 13 horas.

“Al ser jurado de habitantes de Washington en un caso del 6 de enero sería natural preguntarse qué parcialidad hay en al jurado. Y realmente siento que fue tan minucioso y reflexivo”, precisó el jurado en declaraciones a CNN.

En medio del juicio, un agente de la Policía Metropolitana de Washington D.C. testificó que un hombre que llevaba un palo, que de acuerdo con los fiscales era Robertson, lo golpeó a él y a otro oficial mientras trataron de pasar entre la multitud de pasantes durante el ataque. Los fiscales mostraron varios clips sobre el incidente, incluyendo fotos de las cámaras corporales usadas por la policía.

Asimismo, los fiscales citaron publicaciones en línea en las que presuntamente el agente acusado había escrito un mes antes de la insurrección. En los textos incitaba a una rebelión armada.

La fiscal federal adjunta, Elizabeth Aloi, señaló al jurado en los argumentos iniciales que Robertson “cumplió la promesa” que escribió en las publicaciones. Agregó que el acusado usó un palo grande para impedir que los oficiales fueran llamados como refuerzo durante el asalto al Capitolio.

En los argumentos finales del viernes, los abogados defensores recalcaron que Robertson no tenía planes de bajar y evitar que el Congreso hiciera la votación. Sugirieron que el bastón que tenía el ex oficial era simplemente para caminar.

El acusado ha esperado por su juicio desde julio, después de que los investigadores indicaron que hallaron un rifle y materiales para fabricar bombas en su casa. Las autoridades descubrieron que compró otras 37 armas en internet tras su arresto inicial en enero 2021. La fecha para la sentencia aún no ha sido establecida.

Tomado de https://eldiariony.com/