Asesina a machetazos a la madre de sus dos hijos #Panamá

Le juró amor y con las manos que algún día la abrazó, empuñó un machete para matarla. Esta es la historia de Auristela Ábrego, una joven de 20 años y madre de 2 hijos, quien murió en manos del hombre de 24 años, que un día juró que la amaba.  Este lamentable hecho se registró en el distrito de Kusapín, Burote, Río Chiriquí, comarca Ngäbe Buglé.

La mujer manchada de sangre, producto de las heridas causadas con un machete, llegó al centro de salud de la comunidad, pero fue poco lo que pudo hacer el personal médico para salvar su vida.

Su verdugo fue capturado por los bukö daï (policía Comarcal), quienes después lo entregaron a las autoridades.

Para la directora general encargada del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU), Nellys Herrera, a través de su cuenta de Instagram, dio detalles de lo que podría haber ocurrido en los momentos previos a la muerte de la mujer, identificada como Auristela.

«Matar a punta de machete a la madre de sus dos hijos. Llevarla al «monte» y hacerlo lejos es «planificar el crimen», escribió la funcionaria. «Hagamos matemática y analicemos: si la joven asesinada tenía 20 años y 2 hijos con el asesino: el mayor tiene cuatro años… ¿A qué edad fue embarazada?

«Cuando una #mujer es asesinada por alguien en quien confía; en el lugar donde el Estado no puede entrar: tomar un machete y no parar hasta verla desangrada es “CRIMEN DE ODIO” Odio contra la mujer por considerarla una posesión, un objeto de menor valor. La asistencia histórica de programas de prevención contra la violencia trae consecuencias y hoy las vivimos», destacó la funcionaria.

La Sección de Homicidio y Femicidio de la Fiscalía Regional de Bocas del Toro adelanta las investigaciones por el delito de femicidio contra la mujer identificada con el nombre de Auristela.

En un primero momento, «el caso se maneja como un homicidio y las autoridades de la fiscalía determinarán si se trata de un femicidio», dijo Herrera.

Se está normalizando la violencia, «tan normal como los modelos románticos de violencia que han vendido toda la vida las novelas escritas y televisadas».

Las estadísticas registran que del 1 de enero al 31 de marzo de este año se contabilizan 6 femicidios, y 8 por muertes violentas.