#Editorial ¿Hacia dónde vamos económicamente? #Panamá

En este momento alrededor del mundo muchas personas viven situaciones difíciles provocadas por la pandemia y por el otro, acechados por el desempleo y las deudas. A esto le debemos agregar los pésimos GOB que en vez de promover acciones que impulsen la prosperidad económica para todos, sin embargo, se han dedicado a sacarle provecho a esta desgracia.

Las deudas de casi todas las naciones se han multiplicado y la de Panamá no ha sido la excepción. 

El contribuyente gasta miles de dólares en salarios jugosos en los estrategas de las finanzas que solo saben pedir prestado a las financieras internacionales o proponer la emisión de bonos. Otra de las iniciativas oficiales van encaminadas en reactivar la economía, pero con las «ferias». ¿Se puede reactivar una economía cuando las opciones de trabajo es como buscar una aguja en un herbazal?

A esto le debemos añadir que el trabajo informal se ha triplicado de la misma manera que las relaciones laborales por servicios profesionales….¿Esto ayudará en algo para que mejore el aporte a la Caja? 

Lo cierto es que estamos caminando sin rumbo fijo, mientras los servidores públicos y aquellos elegidos por votación popular hacen fiesta con los dineros de los contribuyentes. 

Ante esto es oportuno destacar que nuestra realidad financiera (una deuda equivalente al 65% del PIB) exige racionalizar los gastos estatales. Por lo que debemos reflexionar lo que este domingo expresó la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura… «Se agota la paciencia de la ciudadanía frente a la indolencia de los funcionarios públicos». ¿?