Un árbitro interrumpió una final de un partido de básquet para pedirle matrimonio a una jugadora y la reacción de todos se volvió viral

El Bemax Arena de Podgorica (Montenegro) fue el escenario que albergó uno de los episodios deportivos más insólitos de los últimos días después de que el árbitro Stefan Vukovic se arrodillara en medio de la pista para pedirle matrimonio a su novia Violeta Lazarevic en plena final del torneo femenino de basquet.

La romántica escena se dio en el tramo final del partido de vuelta entre el equipo de Violeta, el ZKK Buducnost Bemax, y el ZKK Podgorica de la liga femenina de Montenegro. Allí, el árbitro esperó a que su novia se preparara para lanzar un libre directo y en ese momento la detuvo y se arrodilló ante ella para sorpresa de todos los presentes en el recinto.

La alegría de Viki fue por partida doble ya que después de dar el sí, y tras el silbatazo final, su equipo se quedó con el triunfo y se alzaron con el decimocuarto título nacional.

“Ni siquiera puedo describir cómo me siento. Todo fue repentino, completamente inesperado... En cualquier caso, no necesito enfatizar lo feliz que estoy”, aseguró la jugadora de 24 años al medio serbio Sportfem.

En las imágenes que recorrieron el mundo se pudo ver el momento en que Stefan se arrodilló ante la número 19 bajo una lluvia de aplausos. El árbitro se paró y abrazó a Viki, aun atónita por lo que estaba sucediendo. Después de cruzar algunas palabras, Stefan terminó poniéndole el anillo y la escena final describió a la perfección la emoción que se sentía en el ambiente: en plena final, las jugadoras de ambos equipos y los árbitros se fundieron en un abrazo.

“Realmente no tenía idea. Stefan incluso ocultó que arbitraría el partido, no me dijo nada. Yo también estaba enojado con él por eso…”, explicó posteriormente la pivot del ZKK Buducnost Bemax entre risas.

“El día anterior se cumplieron exactamente cuatro años de nuestra relación. Se esperaba en algún lugar en un futuro cercano, pero no así, en este lugar y en este momento”, agregó una Violeta totalmente sorprendida.

Finalmente, al consultarle sobre cuándo sería la futura boda, la jugadora detalló: “Ya veremos, todo sigue fresco. Cuando era más joven, soñaba, como todas las niñas, con bodas de cuento y grandes, y ahora me gustaría que fuera muy íntima, con los más cercanos… Espero convencer a Stefan para que sea así”.

En lo que respecta a la cuestión meramente deportiva, el ZKK Buducnost Bemax se llevó el triunfo en el partido de ida por 74-40 y llegaba al duelo final con el resultado a su favor. Finalmente terminaron imponiéndose por 70-51 con una gran actuación de Maja Bigovic (15 puntos y 5 rebotes) y la propia Violenta Lazarevic, con 12 puntos.

Tomado de Infobae