Intentó quemarse a lo bonzo frente al palacio presidencial para exigir justicia por el secuestro y muerte de su hermano

Un hombre intentó quemarse a lo bonzo en la transitada calle Alameda, situada en el centro de Santiago y a un costado del Palacio presidencial de La Moneda, sede del Gobierno chileno.

Con el paso de los días, el individuo fue identificado como Mario Carrión Rozas (40), hermano del empresario Pedro Carrión, quien fue secuestrado, asesinado y desmembrado a principios de este año. La información policial dio cuenta de que el individuo se detuvo en la mencionada avenida y prendió fuego a su auto, cerca de las 6 de la mañana del viernes.

De acuerdo a lo que reportó Carabineros de Chile, quienes lograron extinguir el fuego con un carro lanza aguas del Control de Orden Público que se encontraba en las inmediaciones del lugar, Mario Carrión ingresó al Hospital de Urgencia Asistencia Pública de Santiago, conocido popularmente como la ex Posta Central, quedando en estado grave y con riesgo vital. Además, en concordancia con las pericias policiales, se hallaron restos de un cilindro de gas al interior del vehículo, artefacto que habría sido el detonante de la explosión del móvil.

El abogado defensor de la familia Carrión, Jaime Valenzuela, declaró al medio chileno Emol que los hechos ocurridos el día viernes frente a La Moneda obedecen a un acto de protesta que realizó Mario Carrión en contra de las autoridades administrativas, y que tenía como objetivo llamar la atención para así obtener justicia por el secuestro y posterior homicidio de su hermano Pedro. ‘‘No pretendía atentar contra su vida’’, indicó el abogado.

Cabe mencionar que el hijo de Pedro Carrión, Matías, señaló al mismo medio que su tío tomó esa drástica decisión debido al estado de desesperación en que se encontraba. Mientras que Catalina Carrión, también hija de Pedro, en conversación con radio ADN de Chile, argumentó que las razones de la inmolación de Mario se deben netamente a la falta de justicia que acusa la familia del empresario asesinado y que aquel suceso no tiene relación directa con algún tipo de deuda en particular que lo estuviese aquejando.

Asimismo, la ex esposa de Pedro Carrión, detalló una evidente falta de apoyo psicológico hacia Mario, quien, de hecho, fue la persona encargada de reconocer el cuerpo de su hermano luego del hallazgo, evento que la causó un importante shock emocional, angustia, depresión y una terrible pena. ‘’Uno nunca va a pensar en ver a un ser querido en esas condiciones’’, puntualizó la mujer.

El caso de Pedro Carrión se remonta al 3 de enero de este año, día en que el empresario se dirigió a la capital Santiago para reunirse con sus socios y cobrar una millonario deuda. Sin embargo, esa misma jornada fue secuestrado y a finales del mes de febrero, su cuerpo apareció enterrado y descuartizado en un domicilio de la localidad de Quintero, ubicada aproximadamente a 40 kilómetros de la ciudad costera de Viña del Mar, en la región de Valparaíso.

A día de hoy, el caso tiene dos imputados por secuestro y homicidio, aunque las indagatorias por parte de la Fiscalía chilena y la Policía de Investigaciones (PDI) no descartan la participación de más personas en dicho crimen.

En tanto, a la espera de un nuevo diagnóstico médico se encuentran los familiares de Mario Carrión, el cual quedó con el 90% de su cuerpo quemado, y aun sigue debatiéndose entre la vida y la muerte.

Tomado de Infobae