Confesó haber pagado 15 de millones de pesos por asesinar a una mujer y quedarse con su bebé

De acuerdo con las investigaciones de las autoridades, en la madrugada del sábado 9 de abril en Soacha, una mujer identificada como Yadira Alexandra Yepes habría pagado 15 millones de pesos para que asesinaran a una madre gestante, le practicaran una cesárea improvisada y, posteriormente, le robaran el bebé para quedarse con él.

En imágenes registradas por una cámara de seguridad de una de las calles que comunica a Soacha con la vereda de Chacua en Sibaté, Cundinamarca, se ve a Yepes caminando a las 2:00 a. m. del sábado con el bebé recién nacido junto a un hombre que se desplazaba en una motocicleta luego de que el menor de edad hubiera sido arrebatado a la fuerza del vientre de su progenitora.

De acuerdo con lo informado por el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, la víctima de este asesinato era una mujer habitante de calle que habría sido engañada por personas que, al parecer, se habrían ofrecido a ayudarla a dar a luz en su proceso final de embarazo cuando ella atravesaba la semana 37 de gestación.

Esta información pudo ser constatada por el coronel Livio Germán Castillo, comandante de la Policía de Soacha, quien confirmó que la policía judicial recopiló elementos materiales probatorios, entre los que hay videos, declaraciones, entrevistas de testigos, interrogatorios y análisis científicos de prendas.

Según el servidor de la fuerza pública, la mujer fue descubierta tras haberse desplazado con el recién nacido al Hospital Yanguas del municipio cundinamarqués para una revisión de salud, pero los profesionales del hospital la recibieron con evidentes señales de nervios, por lo que optaron por comunicarse con las autoridades para reportar la anómala situación en la que ella aseguraba que acababa de dar a luz.

Yepes habría confesado que llevó a cabo el crimen porque ella había perdido un bebé recientemente. Posteriormente, la autora intelectual del asesinato fue puesta a disposición de la Policía y las autoridades judiciales, quienes evidenciaron que tiene antecedentes penales y que en estos momentos debería estar pagando detención domiciliaria. Por su parte, el menor recién nacido quedó a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

Cabe recordar que los habitantes de la vereda de Chacua encontraron el cadáver con parte de placenta y cordón umbilical a la 1:00 p. m. del sábado 9 de abril, cuando se llevó a cabo la denuncia. La víctima fue reconocida como Sandra Johanna Álvarez, nacida en Garagoa, Boyacá.

Sobre las 2:45 p. m., la Policía Metropolitana estaba realizando labores de patrullaje en el barrio San Nicolás, cuando les reportaron que la comunidad había encontrado (en zona montañosa) el cuerpo sin vida de una mujer, que yacía desnudo y con una abertura abdominal vertical.

Según datos preliminares, la autora intelectual del asesinato habría contratado los servicios de un sujeto (aún no está identificado) para cometer el macabro hecho. Además, la hoy capturada habría incitado a Sandra Johanna a consumir sustancias psicoactivas, factor que la habría llevado a perder el sentido y a los delincuentes a ejecutar el delito.

Tomado de Infobae