Una extraña enfermedad hepática que afecta a los niños se extiende por EE.UU. Esto es lo que debes saber

Todo comenzó en Europa al iniciar el año. Las autoridades británicas informaron sobre un brote atípico de hepatitis o inflamación del hígado que ha afectado a 74 niños desde enero, y que ha requerido hospitalizaciones y seis trasplantes de hígado. Otros países han registrado casos y hoy la extraña enfermedad hepática que afecta a los niños se extiende por EE.UU. Esto es lo que debes saber.

La hepatitis aguda es una inflamación severa del hígado que puede ser causada por algún virus, por el consumo de fármacos, el alcohol en exceso o incluso por algún trastorno metabólico o autoinmune. Los científicos están tratando de encontrar la causa del brote de hepatitis aguda que ha afectado al menos a 74 niños en Reino Unido y a otros en Dinamarca, Irlanda, Países Bajos y España.

Hasta el momento, las autoridades estadounidenses han detectado nueve casos similares en niños de uno a seis años de edad en Alabama, por lo que las alertas en el país han comenzado a encenderse ante la posible extensión de un brote. Dos de ellos han requerido trasplante de hígado.

La hepatitis leve es muy común en los niños después de una variedad de infecciones virales, pero lo que se está viendo en este momento es bastante diferente”, apuntó el profesor de enfermedades infecciosas en el Imperial College London, Graham Cooke, a la agencia AP

Los médicos han examinado posibles causas de este brote de hepatitis aguda, desde factores ambientales hasta el COVID-19. Sin embargo, aún se desconoce la causa exacta de la hepatitis en los niños afectados, informó el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Hasta el momento, las investigaciones apuntan a los adenovirus, una familia de virus comunes que suelen causar diarrea, dolor de garganta o conjuntivitis, y que son muy comunes en los niños. De hecho, los nueve niños con hepatitis aguda detectados en Alabama dieron positivo por adenovirus.

Las autoridades de salud británicas descartaron cualquier vínculo de este brote con las vacunas contra COVID-19, pues ninguno de los niños afectados estaba vacunado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que en Gran Bretaña se ha observado un incremento en los casos de adenovirus al mismo tiempo que se propaga el COVID-19, aunque se desconoce el mecanismo por el que el adenovirus podría inflamar el hígado.

Las autoridades de salud continúan investigando las posibles causas del brote para determinar si alguna sustancia química o toxina presente en el ambiente, los alimentos o los juguetes podría ser responsable.

Tomado de https://eldiariony.com/