Embajador peruano en Washington revela que el atacante “era un joven rubio de 20 años”

Oswaldo de Rivero, embajador del Perú en Estados Unidos, reveló detalles del ataque que sufrió, la mañana de este miércoles, el inmueble de la embajada peruana ubicada en WashingtonIndicó que el atacante, quien terminó abatido por la Policía, era un joven alto y rubio, de aproximadamente 20 años.

De Rivero lamentó que el caso haya acabado con la muerte del joven, de quien dijo parecía estar bajo los efectos de alguna droga, pues no decía nada y tampoco hacía caso a las advertencias de la Policía. El sujeto portaba una vara de metal con la que rompía las ventanas.

Es insólito y penoso lo que ha pasado en la embajada. A las 7:10 de la mañana un hombre de un metro ochenta, rubio, norteamericano entró a los jardines de la embajada y comenzó a romper las lunas para penetrar dentro de la embajada. (…) Estamos apenados de que esto haya terminado en un hecho tan grave”, dijo en declaraciones a RPP y agregó que él y los otros ocupantes del inmueble se encuentran bien.

EL ATAQUE

El embajador contó que el sujeto ingresó al terreno de la embajada por el jardín trasero el cual cuenta con un cerco pequeño. Luego cogió un bastón largo de metal, de un metro cincuenta, con el que rompió las ventanas que dan al comedor y al salón del inmueble.

Yo ordené que todos los funcionarios que viven en la embajada conmigo se encerraran en sus cuartos. Entonces salieron dos personas que trabajan en la embajada permanentemente, el cocinero y el que sirve la mesa, y salieron con unos palos chicos a tratar de detenerlo en el jardín. Yo bajé y llamé al Servicio Secreto Americano que es el que cuida las embajadas y aparecieron a los cinco minutos”, narró.

LA MUERTE DEL SUJETO

De Rivero señala que cuando llegó la Policía le pidieron al sujeto que se detenga, pero este no les hizo caso. Entonces los agentes hicieron un disparo al aire y usaron una pistola eléctrica que no le hizo efecto, por el contrario, el hombre se abalanzó sobre los efectivos, fue entonces que le dispararon y acabaron con su vida. Todo esto ocurrió delante del embajador.

El funcionario detalló que la seguridad a las embajadas está a cargo del Servicios Secreto de los Estados Unidos (USSS) quienes patrullan la zona y fue por eso que llegaron a los pocos minutos del llamado.

También dijo que, al ver el cadáver del hombre, se percató de que se trataba de un joven “bien puesto” que no parecía ser alguien sin hogar o que viviese en la calle.

Añadió que el Servicio Secreto será el encargado de investigar cuál es la identidad del joven y qué lo llevó a atacar la embajada del Perú en Washington.

Él se suicidó para mí, por atacar a la Policía Secreta de Estados Unidos, después de dar un tiro al aire, usar un taser y avanzar hacia ellos, bueno le dispararon porque no sabían si de repente tenía dinamita u otra cosa”, dijo el embajador.

Tomado de Infobae