En más de la mitad de los países de la UE ya no es obligatorio el uso de la mascarilla en interiores

Más de la mitad de la Unión Europea (UE) ha eliminado la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores. En Rumanía y Países Bajos se ha retirado sin restricciones. Lo mismo sucede en otros países del espacio Schengen, como NoruegaSuiza, e Islandia. También en Reino Unido han abolido la norma que obligaba a usar esta medida de protección frente al coronavirus.

Los primeros dentro de la UE, a principios de febrero, fueron los daneses. En Dinamarca, con el triple de incidencia que España en ese momento, retiraron la mascarilla y, con ella, todas las medidas de prevención adoptadas de manera excepcional durante los dos años de pandemia. Tuvieron un repunte de casos en marzo, pero la apertura les ha traído turistas, especialmente, alemanes.

En Alemania, sin embargo, han tenido que esperar hasta principios de abril para abrir la mano y relajar el uso de la mascarilla. El elevado número de casos dividió a la sociedad entre los que querían más restricciones y los que abogaban por eliminarlas. Aquí la mascarilla sigue siendo obligatoria en el transporte público y en los centros médicos y sociosanitarios.

Algo similar sucede en Austria, donde primero la quitaron, luego volvieron a ponerla y ahora están en un punto intermedio, similar al de España, último país de la UE en sumarse a la supresión de la mascarilla en interiores esta misma semana.

Francia ha comunicado el fin de la mascarilla en medio de la campaña electoral para la presidencia del país. Tampoco es necesario ponérsela en otros países vecinos, como Bélgica o Luxemburgo, y otros más alejados, como HungríaRepública ChecaLetonia y Lituania. En todos, el cubrebocas se usa para ir en metro o autobús y para entrar en hospitales o residencias de ancianos. En Croacia han pasado de llevarla incluso en la calle, a no utilizarla ni en el transporte público.

En Finlandia y Suecia sí se usa en el transporte público, y en Irlanda y Polonia en los hospitales. Por su parte, en Italia casi han vuelto a la normalidad y el 1 de mayo, aunque la mantendrán en colegios o teatros, dicen adiós a su uso en la mayoría de los espacios interiores. Lo mismo que en Grecia, donde dejarán de ponérsela a principios de junio.

No se plantean quitarla, de momento, en PortugalBulgariaEsloveniaEslovaquiaEstonia y Chipre. La OMS recuerda por su parte que hay que seguir tomando medidas porque la pandemia aún no ha terminado.

Tomado de https://www.rtve.es/