¡Los ponen a dieta! Policías de Texas con sobrepeso tendrán que eliminar libras de más o sufrirán sanciones

El Departamento de Seguridad Pública (DPS) les advirtió a todos los oficiales del estado con sobrepeso que es obligación bajar las libras de más y tiene como límite hasta diciembre de este año, sino se tomarán medidas disciplinarias y sanciones.

La información obtenida por el diario The Dallas Morning News reveló que los policías masculinos deberán tener un máximo de cintura de 40 pulgadas y las mujeres 35 pulgadas de cintura para calificar dentro de los estándares ahora permitidos.

Las medidas para los oficiales expuestas por el DPS es general, pero dependerán de la estatura y el porcentaje de grasa corporal de cada oficial. El objetivo es mejorar la salud y el estado físico de cada uno de ellos.

Las autoridades realizaron un examen médico y de condición física a todos los elementos de seguridad en el estado de Texas este mes de abril. De los 4,000 oficiales que están registrados en todos las ciudades y condados que componen el estado sureño, 213 están excedidos en su peso.

Representantes de el Departamento de Seguridad Pública advirtieron a los policías que tienen hasta el 1° de diciembre de este año, para perder las libras que tienen de más, ya que si no cumplen con este requisito, perderán varios beneficios y podrían existir algunas sanciones.

Entre los castigos que recibirían los policías será no tener derecho a pedir tiempo extra, no serían acreedores de las promociones, ni tampoco podrán ser reasignados. Además los agentes que fueron advertidos, tuvieron que firmar una carta compromiso en donde aseguran que bajarán de peso.

Todas las actividades necesarias que estén realizando los agentes; como llevar una dieta balanceada, evitar azúcar, sal, grasas, comida chatarra, sodas y mantener alguna actividad física, lo tienen que documentar para entregarlo al DPS.

El diario Newsweek publicó que el objetivo de la buena forma física de los policías texanos tiene como objetivo principal ayudarlos a que mantengan un alto rendimiento, acondicionamiento físico y una buena salud.

El Departamento de Seguridad Pública detalló que los que cumplan con esta meta, les proporcionarán incentivos importantes para motivarlos a quedar en buena forma física.

Cada oficial tiene la responsabilidad individual de mantener un nivel de estado físico que le permita llevar a cabo las responsabilidades laborales y manejar con seguridad cualquier situación que pueda surgir. Deben establecer metas personales hacer un esfuerzo para alcanzarlas, expresó uno de los representantes de DPS.

Tomado de https://laopinion.com/