Locura en el béisbol universitario de EEUU: un pitcher tackleó a un bateador tras un home run y desató una batalla campal

Un pitcher universitario fue suspendido cuatro partidos por derribar violentamente a un jugador del equipo contrario en un partido de béisbol disputado en Texas, Estados Unidos. Owen Woodward, jugador de Weatherford College, se abalanzó salvajemente sobre el bateador Josh Phillips, de North Central, y ambos terminaron convirtiendo el terreno de juego en una zona de batalla, ya que se desató una trifulca entre ambos equipos.

Dicha agresión quedó grabada en un video que corrió como la pólvora en las redes sociales y desató críticas, incluso de Jeff Lightfoot, entrenador de Weatherford College Coyotes, quien afirmó que el jugador “ya no está en el equipo”.

“Estamos en shock y muy decepcionados. Estamos muy avergonzados por este incidente y ofrecemos una disculpa a la North Texas Junior College Athletic Conference”, expresó el conjunto de Weatherford en un comunicado de prensa.

En las imágenes se puede ver cómo Phillips está a punto de llegar a la tercera base después de haber bateado un home run durante la sexta entrada y en su camino es interceptado de manera violenta por Woodward, quien se lanza sobre él con un tackle típico del fútbol americano o rugby. Inmediatamente, los jugadores de ambos equipos intervinieron.

Según medios deportivos locales, la filmación de la agresión de Woodward será utilizada en la investigación que lleva la propia escuela, así como el Departamento de Policía de Weather College. Por su parte, la agencia Associated Press (AP) informó que Woodward fue suspendido, mientras que Phillips fue suspendido también pero sólo dos juegos, ya que aparentemente se había burlado de él.

La North Texas Junior College Athletic Conference informó que suspendió a más jugadores y colaboradores debido a la pelea que se originó después de la agresión del pitcher al bateador. Le dieron dos partidos de castigo a “todos los miembros del equipo de NCTC que estaban en el banquillo o en el bullpen” y a los entrenadores asistentes que entraron al campo. También suspendieron a los entrenadores asistentes adicionales de Weatherford por dos encuentros.

Eso deja a North Central Texas sin suficientes jugadores para sus próximos dos partidos contra Weatherford. De hecho, ambos equipos tienen que volver a jugar entre sí este fin de semana y recibieron la orden desde la liga de que el partido que fue suspendido les contará como derrota.

Tomado de Infobae