Escándalo en un torneo sudamericano de karate: un juez descalificó a un atleta por tener una discapacidad física

Una situación generó repudió durante una nueva edición del Campeonato Sudamericano de karate que se está llevando a cabo en Guayaquil, Ecuador. Un juez descalificó a un atleta de Brasil a los 30 segundos de su combate cuando vio que le faltaba una de sus manos.

Flavio Faria, de 17 años e integrante del equipo nacional de brasileño en la categoría kumite de 73 kilos, sufrió un accidente doméstico en 2013 que le costó que le tuvieran que amputar su mano derecha junto con una parte de su muñeca.

“Iba a competir y cuando ya estaba en la lona en pleno combate (iban 30 segundos de pelea) lo interrumpieron, porque identificaron que no tenía mano. Entonces, lo paralizaron y lo descalificaron”, explicó Átila Fandiño, uno de los entrenadores del joven karateca. Una vez que el juez lo descalificó del torneo, los demás atletas de la selección brasileña hicieron un reclamo en conjunto por la decisión arbitral.

“Cuando la selección brasileña, sus compañeros en el campeonato, escucharon la noticia, inmediatamente se movilizaron e invadieron las colchonetas, se sentaron e interrumpieron toda la competencia. Los árbitros decidieron entonces dar por finalizada la competición por el día y la reprogramaron para este sábado”, indicó Fandiño.

Hace casi una década, el joven había acompañado a su padre a la casa de un vecino para ayudarlo a cocinar. Cuando los dos estaban en otra habitación de la casa, escucharon los gritos de Flavio. El chico fue encontrado con su mano derecha dentro de la picadora de carne.

Después de lo sucedido en el evento sudamericano, la Confederación Brasileña de Karate apeló para que Flavio Farias pudiera volver a pelear, según confirmó el entrenador de la selección Wanderlei Machado.

“Estamos muy tranquilos aquí, estamos esperando el inicio de las competencias. Esta es la causa de Flávio, elevar la situación de las personas con discapacidad, elevar la situación de los negros de familias humildes. Estamos tranquilos y esperando. Si Dios quiere, pronto estará en la lona, defendiendo a Brasil”, expresó el entrenador de Faria.

El atleta, nacido en Passos, Minas Gerais, ya logró ser medallista sudamericano. Ganó el  bronce en 2019, en la competencia realizada en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Cuando Flavio tuvo el dramático accidente que le provocó la pérdida de una de sus manos, estaba cerca de competir. A pesar de eso, y de su familia humilde, pudo salir adelante y ser un atleta que superó su discapacidad. Fue campeón estadual y también de Brasil en varias ocasiones y ahora sueña con seguir haciendo historia para el karate de su país.

Tomado de Infobae