Luego de ‘sapear’ al Chapo, borran de lista negra al Vicentillo… el hijo del Mayo Zambada

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos borró de su lista negra de narcotraficantes a Vicente Zambada Niebla, alias el Vicentillo, hijo del capo y líder del Cártel de Sinaloa (CDS), Ismael “el Mayo” Zambada, tras convertirse en testigo protegido (o sapo como se dice popularmente a los delatores entre los narcotraficantes).

El gobierno estadounidense también le descongeló sus cuentas bancarias y los bienes que posee en su territorio; con esto al hijo del Mayo Zambada ya se le permite hacer negocios, según un comunicado oficial. Cabe recordar que fue uno de los principales testigos durante el juicio en contra de Joaquín “el Chapo” Guzmán, socio de su padre y fundador del Cártel de Sinaloa. 

Zambada Niebla salió de prisión en 2021 y se desconoce su paradero, ya que es un testigo protegido por el gobierno de los Estados Unidos. En la actualización de datos de su famosa lista, el Departamento del Tesoro también eliminó a las empresas del Vicentillo: Nueva Industria Ganadera de Culiacán, S.A de C.V, Multiservicios Jeviz S.A de C.V y Establo Puerto Rico S.A de C.V., las cuales se encuentran ubicadas en Sinaloa, pero realizaban transacciones en Estados Unidos y se les ligaba con actividades de narcoterrorismo. 

La historia del Vicentillo 

El 19 de marzo de 2009, militares mexicanos detuvieron a Vicente Zambada Niebla en una lujosa casa de la Ciudad de México, con todo y sus cinco sicarios que lo escoltaban las 24 horas del día. En febrero de 2010, el Vicentillo fue extraditado a Estados Unidos, donde lo requerían por coordinar los envíos de cargamentos de cocaína de Centroamérica hacia territorio estadounidense. En 2019, lo declararon culpable y lo sentenciaron a pasar 15 años en prisión, cinco de estos en libertad condicional por aceptar colaborar con la justicia con información sobre los principales capos de la droga. 

Por cierto, las autoridades de los Estados Unidos también sacaron de su lista negra a Kevin Sebastián Flores Chávez, acusado de ser el cabecilla del brazo armado de los Flores en Sonora y Sinaloa, ambos estados al norte de México y ruta de acceso a la frontera. El Kevin, como lo apodaban, era lugarteniente del Cártel de Sinaloa.