Le dan piso al Bombero, líder del CJNG en la frontera; lo torturan en un motel 

Le dieron piso a Ricardo Aguilar Jacobo, de 41 años de edad, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Baja California; hallaron su cuerpo en un motel de Tijuana con huellas de tortura. Este narcotraficante era uno de los objetivos prioritarios de las autoridades de México y los Estados Unidos, ya que se le consideraba responsable de la distribución de fentanilo y otras drogas en el sureste de California.

Era uno de los principales operadores de Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho, en la frontera, encargado de cruzar los cargamentos de droga del cártel. Además le atribuían el aumento de las ejecuciones y extorsiones en Tijuana.

El Bombero”, “Rica” o “Ricky” estaba relacionado con dos homicidios, presuntamente obligaba a sus víctimas a cruzar droga desde México hacia Estados Unidos, bajo la modalidad de “mulas ciegas”, una vez que le entregaban el dinero de la venta, las asesinaba a balazos y luego dejaba los cuerpos abandonados. 

¿Por qué le decían el Bombero?

Ricardo Aguilar Jacobo siempre presumía de haber pertenecido al cuerpo de Bomberos en Tijuana, pero fue dado de baja por salir positivo en la prueba antidopaje; era adicto a la cocaína. En 2014 lo detuvieron por matar a un menor de edad en Módulos de Otay durante una riña con un taxista, sacó su pistola y le disparó por error a un adolescente de 14 años. Sin embargo, un juez ordenó su libertad, por lo que fue reaprehendido un año después, en 2015. 

El Bombero fue operador de Christian Rodríguez, mejor conocido como el Búho, jefe regional del CJNG, quien coordinaba el narcomenudeo en el norte y después dejó al Mencho para hacer una alianza con Pablo Edwin Huerta Nuño, alias el Flaquito, socio de los hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán, fundador del Cártel de Sinaloa.

Tomado de https://laopinion.com/