Tras confirmar que reabrirá su embajada en Ucrania, Estados Unidos designó a Bridget Brink como representante diplomática

El gobierno de Estados Unidos nombró este lunes como embajadora en Ucrania a Bridget Brink, una veterana del servicio diplomático que ha vivido la mayor parte de su carrera bajo la sombra de la antigua Unión Soviética.

El nombramiento llega en momentos en que funcionarios norteamericanos anuncian el inminente retorno del personal diplomático a Kiev, que fue evacuado cuando comenzó la invasión rusa el pasado 24 de febrero.

Desde entonces las fuerzas ucranianas han logrado defender la ciudad y los combates mayormente se han trasladado al oriente del país.

Daniel Fried, ex embajador estadounidense en Polonia que conoce a Brink desde hace años, la llamó “valiente, pero no temeraria” y vaticinó que ella estará ansiosa de regresar a Kiev.

“Ella seguramente quiere ir ya. Y si le dices que es peligroso, te responderá ‘¿Y qué?’”, dijo Fried.

Aficionada al hockey y madre de dos chicos, Brink es actualmente embajadora en Eslovaquia. Está casada con otro miembro del servicio diplomático, Nicholas Higgins, quien ha trabajado en distintas partes del mundo.

La designación ocurre tras una dilatada demora. Si bien el presidente Joe Biden ha nombrado a otros embajadores, tardó más de un año hasta que se decidió por Brink, y luego tardó más de tres meses para hacer el anuncio.

Si bien otros funcionarios con experiencia en Europa están un tanto perplejos por la demora, aplaudieron la decisión de Biden. “Brink es muy respetada y apreciada en el mundo de la diplomacia”, expresó Fried.

El primer puesto diplomático de Brink fue en Belgrado, sirviendo durante el período de la guerra en los Balcanes a finales de la década de 1990. También estuvo en Tiflis, Georgia, antes de la invasión rusa de 2008, y en Uzbekistán.

Brink ha pasado 25 años de carrera diplomática centrada en la política europea y euroasiática, según subrayó la Casa Blanca, que también recordó su cargo como directora del Egeo y del Sur del Cáucaso en el Consejo de Seguridad Nacional.

Nacida en Michigan, y licenciada en ciencias políticas, Brink habla ruso y ha estudiado eslovaco, serbio, georgiano y francés.

La nominación de Brink se ha dado a conocer horas después de la sorpresiva visita a Ucrania de los secretarios de Estado, Antony Blinken, y Defensa, Lloyd Austin, y tras saberse que Washington reanudará su actividad diplomática en Ucrania esta semana.

La vuelta a dicha actividad se hará con el regreso de su personal inicialmente a la ciudad de Leópolis, en el oeste del país, una población cercana a la frontera con Polonia que no ha sufrido los bombardeos del Ejército ruso.

“Lo que han hecho ustedes al rechazar a los rusos en la batalla de Kiev es extraordinario e inspirador, francamente, para el resto del mundo”, dijo Austin al presidente Volodimir Zelensky en una reunión celebrada durante la noche, tras un viaje en tren desde Polonia. “Estamos aquí para apoyarle en todo lo posible”.

Blinken alabó el éxito de Ucrania“al hacer retroceder esta horrible agresión rusa” y dijo en una reunión informativa de vuelta en Polonia que “en cuanto a los objetivos bélicos de Rusia, ésta ya ha fracasado y Ucrania ya ha triunfado”.

Por su parte, Austin afirmó que “queremos ver a Rusia debilitada hasta el punto de que no pueda hacer el tipo de cosas que ha hecho al invadir Ucrania”.

Funcionarios estadounidenses indicaron que Austin y Blinken prometieron nueva ayuda por valor de 713 millones de dólares para Ucrania y otros países de la región. Los 322 millones de dólares más de apoyo militar para Ucrania elevarían el total de aportes de seguridad de Estados Unidos desde la invasión a unos 3.700 millones de dólares, dijo un funcionario.

El embajador de Rusia en Washington dijo que Moscú mandó una nota diplomática exigiendo el cese de los envíos de armas de Estados Unidos a Ucrania.

(Con información de AP, EFE y Reuters)