Agricultor desentierra rostro de estatua de 4.500 años de antigüedad en Gaza

Un agricultor palestino que cultivaba sus tierras en la ciudad de Jan Yunis, en la Franja de Gaza, desenterró la cabeza de una antigua escultura que las autoridades arqueológicas palestinas identificaron como cananea y que se remonta a unos 2500 años antes de Cristo.

La cabeza de la escultura de piedra, que mide 22 cm de alto (8,6 pulgadas de largo), está tallada en piedra caliza, pero falta el cuerpo de la estatua, según la WAFA, la agencia de noticias de la Autoridad Nacional Palestina. La cabeza está rematada con una corona de serpiente, un símbolo de fuerza e invencibilidad utilizado por los dioses cananeos, señaló la agencia.

La agencia de noticias dijo que la escultura representa a la diosa cananea Anah, la diosa del amor, la belleza y la guerra según la mitología cananea.

La diosa también es conocida por los nombres de Anat, Anatu, Antit y Anath, entre otros. Fue una importante diosa semítica adorada en varias encarnaciones.

También se la adoraba en Egipto y en Ugarit, una antigua ciudad portuaria del norte de Siria, así como en Chipre y Mesopotamia.

Un papiro de Elefantina (Egipto) -la actual Asuán- menciona a una diosa llamada Anat-Yahu que era adorada en el templo dedicado a Yahvé. El templo fue construido por refugiados judíos de la conquista babilónica de Judá. Allí se la describe incluso como la esposa o consorte de Yahvé.

También se cree que es la precursora de la diosa griega Atenea, como doncellas guerreras divinas.

El profesor de arqueología de la Universidad de Bar Ilan, Aren Maeir, señaló que el rostro de la estatua no se parecía a ningún otro que hubiera visto, lo que dificultaba la comprobación de su origen o edad, a pesar de la declaración citada en la prensa del Ministerio de Turismo y Antigüedades de Hamás, que la identificaba como cananea.

«No reconozco la estatua como algo que haya visto antes. No la reconozco, así que no sé qué es. Es difícil decir de qué periodo es», dijo.

En cualquier caso, dijo, tratar de relacionar la estatua de alguna manera con la política actual es «irrelevante».

«Una estatua aquí o allá no cambia nada. No tiene nada que ver con esto, básicamente es una cuestión que no se ha convertido en un problema porque ha aparecido un artículo con una foto. Es un pequeño golpe de efecto. Ni siquiera sé si es real, pero si lo es, es un hallazgo muy interesante, pero eso es todo», dijo. «Podría ser algo completamente nuevo o podría haber sido traído de otro lugar».

Tomado de https://agenciaajn.com/