Corte Suprema aceptó escuchar apelación de recluso condenado a muerte en Texas, quien lucha por su inocencia desde 1996

Rodney Reed, un recluso de 54 años condenado a muerte en Texas por el asesinato de una mujer en 1996, tendrá la oportunidad de ser escuchado por la Corte Suprema a finales de año.

El recluso de 54 años se ha mantenido en la incesante búsqueda de limpiar su nombre tras el homicidio de Stacey Stites, de 19 años. Reed aseguró que las pruebas de ADN comprobarán su inocencia.

Sin embargo, la Corte Suprema tendrá que decidir si ha vencido el plazo de prescripción para nuevas pruebas de ADN con relación al caso, informó Fox News.

De acuerdo con los fiscales, Reed violó y estranguló a Stites en la ciudad de Bastrop, a unas 30 millas al sureste de Austin, Texas.

Entretanto, los abogados de Reed afirmaron que el verdadero asesino fue Jimmy Fennel Jr., prometido de Stites, quien la mató porque estaba enojado debido a que la joven estaba teniendo una aventura con Reed.

Fennell, quien salió de prisión en 2018 tras cumplir una condena por agresión sexual, negó haber matado a su exprometida. Los fiscales han sostenido que Reed ha sido acusado de otras agresiones, pero nunca recibió una condena.

El caso de Reed ha obtenido interés nacional, al punto de contar con el apoyo de celebridades como Kim Kardashian, Beyonce, el Dr. Phil, así como políticos de ambos partidos, destacando al senador republicano por Texas, Ted Cruz.

Por su parte, la Corte de Apelaciones penal de Texas detuvo en noviembre de 2019 su ejecución, días antes de que recibiera una condena a muerte por inyección letal.

JD Langley, juez estatal de distrito, no recomendó un nuevo juicio para Reed el año pasado, luego de revisar su caso. En aquella oportunidad apuntó que Reed “no ha probado con evidencia clara y convincente que en realidad es inocente”.

Con información de Fox News