El Kremlin detuvo a una periodista rusa por informar del ataque contra el teatro de Mariupol

La periodista María Ponomarenko, del portal de noticias RusNews, fue detenida por informar del “presunto ataque aéreo ruso” el marzo contra el Teatro del Drama de la ciudad ucraniana de Mariupol donde se escondían cientos de civiles, informó este miércoles la agencia Sputnik.

Un comunicado divulgado por el servicio de prensa conjunto de los tribunales de San Petersburgo, citado por la agencia rusa, añade que “el tribunal del distrito de Oktiabrski se pronunció sobre la imposición de la medida preventiva en forma de detención a Maria Ponomarenko”.

La arrestada es acusada de difundir públicamente información falsa sobre el uso de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, añade la nota publicada por Sputnik.

Ponomarenko, según el comunicado, publicó la información en su canal de Telegram, fue detenida el 24 de abril pasado y permanecerá arrestada hasta el próximo 22 de junio.

El 16 de marzo pasado, el Ministerio de Defensa de Rusia declaró que las acusaciones de Kiev sobre un ataque aéreo ruso contra el teatro de Mariupol, este de Ucrania, no se “corresponden con la realidad”, según la agencia.

Las autoridades ucranianas, por su parte, denunciaron que ese teatro, donde se refugiaban unas 1.500 personas, fue atacado con un misil ruso y causó unas 300 víctimas.

Mariupol está en su mayoría asediada por militares rusos.

El Consejo de Europacriticó este miércoles la censura que aplica el régimen de Vladimir Putin a la prensa de su país desde la ofensiva bélica que Moscú lanzó contra Ucrania en febrero, por ejemplo, al prohibir términos como guerra, agresión e invasión para referirse al conflicto.

La plataforma del Consejo de Europa que promueve la protección del periodismo y la seguridad de los periodistas denuncia en un informe lo que llama el “neolenguaje orwelliano” que los responsables rusos han impuesto a la prensa.

“Las autoridades rusas han impuesto reglas draconianas de censura sin tener en cuenta las garantías fundamentales para la libertad de expresión y el derecho de la sociedad a ser informada en los Estados democráticos”, dicen los autores del documento.

Critican en especial que ley rusa que tipifica como delito penal, castigado con penas de hasta 15 años de cárcel, que los periodistas rusos informen de que la invasión ha obligado a numerosos medios de comunicación a abandonar Rusia.

La plataforma señala, por otra parte, que los corresponsales de guerra en Ucrania, en zonas bajo control de Kiev “se han visto limitados por los toques de queda, puestos de control y restricciones militares” que imponen las autoridades ucranianas. Además, ha aumentado el riesgo de que resulten heridos o asesinados en ataques rusos.

La secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic Buric, recordó, por su parte, a los gobiernos su obligación de proteger a los profesionales de la información en tiempo de guerra, y rindió homenaje a los periodistas que ponen en peligro su seguridad para informar de primera mano.

“La libertad de expresión y la libertad de los medios se enfrentan hoy a muchos desafíos en Europa. Si bien hay mejoras en ciertas áreas en algunos países, existe una tendencia general hacia la erosión de estas libertades”, dijo Pejcinovic Buric.

El informe lo han redactado 15 asociaciones que forman parte del Consejo de Europa en la Plataforma, entre las que se encuentran Reporteros sin Fronteras, las federaciones europea e internacional de periodistas, la Asociación de Periodistas Europeos y Artículo 19.

(Con información de EFE)