Japón aprobó la cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 para mayores de 60 años y personas con patologías de riesgo

Las autoridades sanitarias de Japón aprobaron este miércoles el plan para administrar una cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19, limitada en principio para mayores de 60 años y personas con patologías previas de riesgo.

Las vacunas que se emplearán serán las de Pfizer y Moderna, las únicas que tienen luz verde como refuerzo en el país, y podrán recibir una cuarta inyección aquellas personas aptas para las que hayan transcurrido cinco meses desde la tercera inoculación.

Sanidad, que no ha precisado todavía cuándo empezará a administrarse esta nueva dosis de refuerzo, no descarta ampliar el rango de edad para su aplicación en el futuro.

“Examinaremos el alcance de la cobertura mientras revisamos futuras evidencias y la situación de las infecciones”, dijo Takaji Wakita, jefe del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón y principal responsable del comité que aprobó el plan, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

Más de 65,6 millones de personas, o el 51,8% de la población japonesa, habían recibido tres dosis de la vacuna contra el COVID-19 hasta este martes, según los últimos datos oficiales disponibles.

La cifra se eleva hasta el 80,1% de la población en el caso de la pauta inicial de dos dosis.

En lo que respecta a los mayores de 65 años, más de 31 millones de personas habían recibido hasta el martes tres dosis, lo que representa el 87,2% de este conjunto demográfico en el país.

(Con información de EFE)