La escalofriante confesión del sospechoso de asesinar a la niña de 10 años en Wisconsin

Los fiscales dijeron el miércoles que el sospechoso de 14 años de la muerte de Iliana “Lily” Peters, de 10 años, dijo a los investigadores que la golpeó, estranguló y agredió sexualmente, según CBS Minnesota.

Lily Peters fue encontrada muerta en Chippewa FallsWisconsin el lunes, después de que su familia denunciara su desaparición el día anterior.

La niña fue reportada como desaparecida por primera vez el domingo por la noche después de que no regresó a casa desde la casa de su tía. Mientras buscaban a la niña, los oficiales encontraron una bicicleta cerca de un sendero para caminar.

Su cuerpo fue encontrado en un área boscosa cerca del sendero para caminar el lunes por la mañana, dijo la policía.

El martes, el sospechoso fue arrestado en una casa en la misma cuadra donde está la casa de la tía de Peters.

Los fiscales dijeron que el niño admitió que había estado planeando violar y matar a Peters “desde el principio”, el domingo por la noche, cuando comenzó a seguirla por un sendero después de que ella salió de la casa de su tía.

El niño, identificado solo por sus iniciales, apareció en un tribunal de adultos en el condado de Chippewa en un video trasmitido desde un centro de detención juvenil.

El juez Benjamin Lane aceptó la solicitud del fiscal de distrito Wade Newell de imponerle una fianza en efectivo de $1 millón de dólares, según Associated Press.

El fiscal de distrito del condado de Chippewa, Wade Newell, dijo al juez en la audiencia de fianza: “La protección de (la) comunidad también es necesaria en este caso, dadas sus declaraciones sobre sus intenciones y sus declaraciones sobre cómo se salió del camino, golpeó a la víctima en el estómago, la tiró al suelo, esencialmente la golpeó con un palo, antes de estrangularla hasta el punto de matarla, antes de que él la agrediera sexualmente”, según Associated Press.

Después de escuchar a ambos equipos legales, el juez Ben Lane accedió a la solicitud de los fiscales de detener al niño con una fianza en efectivo de $1 millón de dólares y calificó sus presuntos delitos como “una grave amenaza para la comunidad”, según CBS Minnesota. El equipo de defensa del niño había pedido una fianza de $100,000 dólares, argumentando que no había riesgo de fuga porque era demasiado joven para conducir.

Newell dijo después de la audiencia que el niño está acusado de homicidio intencional en primer grado, agresión sexual en primer grado y agresión sexual en primer grado de un niño menor de 13 años que resultó en daños corporales graves. El juez del caso ha sellado la denuncia penal, informó AP.

El nombre del sospechoso, que apareció en la corte en video, no ha sido revelado, aunque los fiscales dijeron que ha vivido en el condado de Chippewa, Wisconsin, durante toda su vida. Los investigadores dijeron que él y Peters se conocían.

Tomado de https://laopinion.com/