Aumentó un 25% la cantidad de ejecuciones en Irán en 2021

Al menos 333 personas fueron ejecutadas en 2021 en Irán, lo que significa un 25% más con respecto al año anterior, coincidiendo con la elección como presidente del clérigo de línea dura Ebrahim Raisi, según han alertado las ONG Derechos Humanos de Irán (IHR) y Juntos Contra la Pena de Muerte (ECPM).

IHR -con sede en Noruega- y la francesa ECPM han precisado que la mayoría de las ejecuciones se aplicaron por delitos relacionados con las drogas, un total de 126, lo que supone cinco veces más que en 2020, según el informe elaborado por ambas organizaciones.

Si bien las cifras que aparecen en el informe corresponden a los anuncios oficiales del Gobierno de Irán y de otras fuentes internas de estas organizaciones dentro del país persa, las autoridades de Teherán no han informado sobre ninguna de las ejecuciones aplicadas por delitos de drogas.

Solo el 16,5% de las 333 ejecuciones que IHR y ECPM creen que se aplicaron el año pasado en Irán fueron anunciadas por fuentes oficiales. Entre ellas están las que se llevaron a cabo en julio –un mes después de la victoria de Raisi–, donde se registró el mayor número de estas penas, un total de 51.

Entre las ajusticiadas hubo 17 mujeres, ocho más que en 2020, entre ellas Zahra Esmaili y Maryam Karimi, condenadas por la Justicia iraní por asesinar a sus maridos tras años de abusos y maltratos. El informe, citando al abogado de Esmaili, relata como ella fue colgada muerta, después de que sufriera un ataque el corazón al ver como el resto de los reos eran ahorcados.

Asimismo, el estudio también recoge el caso de dos hombres que fueron sentenciados a muerte cuando eran menores de edad y el “número desproporcionado” de este tipo de penas que se emiten contra minorías étnicas, siendo los baluchis el 21% de los ejecutados a pesar de que representan entre el 2% y el 6% de la población total.

El informe elaborado por ambas ONG culmina con la petición de sus principales responsables Mahmood Amiry Moghaddam, de IHR, y Raphael Chenuil Hazan, de ECPM, de presentar este historial, así como otros delitos contra los Derechos Humanos que se estarían cometiendo en Irán, como parte de las negociaciones del acuerdo nuclear.

(Con información de EuropaPress)