Capturaron al soldado ruso a quien su esposa dio permiso para violar a mujeres ucranianas

«Ve y viola a las ucranianas, pero no me digas nada y usa condones». En una llamada telefónica interceptada por el Servicio de Seguridad de Ucrania, una mujer invitó a su marido en el frente con el ejército ruso a agredir sexualmente a mujeres ucranianas. Ahora ese soldado, Roman Bykovsky, fue capturado cerca de Izium. Así lo informó en Telegram el exdiputado disidente ruso ahora en el exilio Ilya Ponomarev.

La llamada telefónica interceptada por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) dio la vuelta al mundo. Era el 12 de abril. La conversación era tan absurda que parecía falsa, pura propaganda, pero no. Roman y su mujer, Olga Bykovskaya, existen de verdad, son una joven pareja rusa con un niño de cinco años: tienen 26 años, vienen de la provincia rusa de Orël, pero desde 2018 vivían en Crimea.

En un extracto de la llamada, difundido por la SSU y analizado por RadioFreeEurope/RadioLiberty, se puede escuchar a una mujer dando el visto bueno a su marido para cometer un crimen de guerra. Se la puede escuchar diciendo: «Ve allí, viola a mujeres ucranianas y no me digas nada».

Más adelante en la conversación, se la escucha reír antes de que el hombre le pida su permiso explícito para violar mujeres. «Sí, lo permito», responde la mujer, según el extracto de audio. «¡Solo usa anticonceptivos!», dice ella.

«Creemos que no es necesario ningún comentario adicional», fue el escueto comunicado del servicio de inteligencia ucraniano que acompañaba al audio. Agregaron que ratificaban su compromiso para «expulsar este espíritu maligno de Ucrania lo antes posible».

Tomado de ABC