Reino Unido: un diputado conservador fue suspendido por mirar pornografía durante una sesión legislativa

El diputado británico Neil Parish fue suspendido el viernes de su bancada del gobernante Partido Conservador, en espera del resultado de una investigación interna por haber mirado un video pornográfico en su teléfono móvil durante un debate en la Cámara de los Comunes.

Esa decisión pone fin a varios días de especulaciones sobre la identidad del legislador investigado, quien finalmente decidió revelar que la persona en el centro de las conjeturas era él mismo, anunció un portavoz de los “tories” en el Parlamento. Representa un distrito del suroeste de Inglaterra en la cámara baja desde 2010 y preside la Comisión de Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales.

Parish, de 65 años, “fue suspendido del grupo conservador, en espera de las conclusiones de la investigación”, dijo el portavoz, Chris Heaton-Harris. Continuará en funciones como legislador, pero como independiente.

La investigación se abrió después de que el diario Daily Mirror indicara que una integrante del gobierno de Boris Johnson se refirió el martes por la noche a ese incidente, durante una reunión de parlamentarios conservadores.

Según ese testimonio, un diputado, a quien no identificó, sentado a su lado miraba un video pornográfico durante un debate parlamentario hace algunos meses.

El debate versaba sobre sexismo en el Parlamento británico. “Esa actitud es totalmente inaceptable”, dijo uno de los responsables de cuestiones disciplinarias de los conservadores, quien exigió “tomar medidas”.

Otro diario, el Sunday Times, reveló el domingo que tres ministros y dos diputados opositores son investigados por “mala conducta de tipo sexual”, una fórmula que abarca actos de acoso sexual, voyeurismo o agresiones sexuales.

Los investigados figuran en una lista de 56 diputados señalados a un despacho especializado en el registro de esas denuncias, abierto en pleno auge del movimiento “Metoo”.

Las denuncias de conducta sexual inapropiada son frecuentes en la política británica. Conocido por su ambiente machista y juerguista, el Parlamento ha mejorado en cuanto a diversidad, pero los legisladores y el personal dicen que el acoso y la conducta cuestionable siguen prevaleciendo bajo un sistema que permite que los legisladores se regulen a sí mismos.

Días atrás, las legisladoras reaccionaron con indignación cuando un conservador anónimo acusó a la vicepresidenta del bloque laborista Angela Rayner de tratar de “distraer” al primer ministro durante los debates al cruzar y descruzar sus piernas.

Johnson dijo el jueves que ver pornografía sería inaceptable en cualquier lugar de trabajo.

Estas denuncias de sexismo acrecientan los problemas del primer ministro Johnson, cuyo puesto está en peligro desde que la policía lo multó por asistir a una fiesta en 2020 que violó las normas de cuarentena impuestas por su propio gobierno durante la pandemia.

El jueves próximo habrá elecciones locales en todo Reino Unido, en las que los votantes podrán expresar sus sentimientos.

Tomado de Infobae