Uno de “los Beatles de ISIS” fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos

Un miembro de una banda de secuestradores del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), bautizados los “Beatles” en alusión al célebre grupo musical británico, fue condenado este viernes a cadena perpetua por un tribunal federal en Estados Unidos.

Alexanda Kotey, un ex ciudadano británico de 38 años, se había declarado culpable en septiembre pasado, admitiendo su responsabilidad en la muerte de cuatro rehenes estadounidenses en Siria durante el conflicto bélico en ese país, así como en el secuestro y tortura de otros 20 periodistas y trabajadores humanitarios.

Kotey fue capturado junto con otro ex “Beatle”, El Shafee Elsheikh, por una milicia kurda en Siria en enero de 2018 y entregado a las fuerzas estadounidenses en Irak antes de ser trasladado a Estados Unidos en 2020 para ser juzgado. Ambos comparecieron este viernes en el tribunal de Alexandria, cerca de Washington, donde los familiares de sus víctimas tuvieron la oportunidad de hablar.

“Secuestraron, torturaron e incluso participaron en el asesinato de personas buenas e inocentes y ahora tendrán que vivir con ello el resto de suss vidas”, dijo a los acusados Bethany Haines, hija de una de las víctimas.

“Los dos han perdido”, añadió la joven británica, cuyo padre, David Haines, un trabajador humanitario en Siria, fue decapitado por el tercer “Beatle”, Mohammed Emwazi, que murió en un ataque con drones en 2015.

El apodo “Beatles” fue dado a los secuestradores, que crecieron y se radicalizaron en Londres, por sus cautivos debido a su acento británico.

Activos en Siria de 2012 a 2015, los “Beatles” están acusados de secuestrar al menos a otros 27 periodistas y cooperantes de Estados Unidos, el Reino Unido, Nueva Zelanda, Rusia y Japón.

Algunos fueron ejecutados y sus muertes fueron filmadas para videos de propaganda del ISIS que conmocionaron al mundo, mientras que otros fueron liberados a cambio de rescates.

Kotey se ha declarado culpable de ocho cargos, entre los que se encuentran los cargos de toma de rehenes con resultado de muerte, conspiración para cometer una toma de rehenes con resultado de muerte, conspiración para asesinar a ciudadanos estadounidenses fuera de Estados Unidos, conspiración para proporcionar apoyo material a terroristas con resultado de muerte y conspiración para proporcionar apoyo material a una organización terrorista extranjera designada con resultado de muerte.

Los familiares de sus víctimas estadounidenses -el periodista James Foley, el periodista Steven Sotloff y los cooperantes Peter Kassig y Kayla Mueller- también han estado presentes en el juicio para escuchar los detalles de los cargos.

Tomado de Infobae