Mujer venezolana falleció en Barranquilla luego de una cirugía bariátrica

En Barranquilla (Atlántico) se conoció el caso de una mujer, con nacionalidad venezolana y estadounidense, que perdió la vida tras practicarse una cirugía bariátrica.

La fallecida fue identificada como Dilay Escalante Contreras, según recogieron en la emisora Caracol Radio, tenía 46 años y había arribado al país con la ilusión de reducir su peso corporal con la intervención quirúrgica, pero de acuerdo con los testimonios de los familiares, hubo una negligencia médica que tuvo como consecuencia la muerte.

Xiomara Contreras, la tía, narró en el medio radial que tras la intervención, comenzó a padecer fuerte dolores en el abdomen, pero que el cirujano tuvo ligerezas en sus diagnósticos.

“Luego del procedimiento, salimos como a las 8:30 de la noche y nos fuimos al apartamento junto con la enfermera que le mandó el doctor. La enfermera le aplicó el tratamiento el jueves, viernes y sábado. El lunes fuimos a consulta con el doctor y ella le manifestó que no se sentía bien y que no podía comer bien”, contó la familiar.

Ante la situación, le realizaron una dilatación gástrica, pero el problema seguía empeorando, por lo que requería de nuevos exámenes, que se demorarían en hacerse por la alta congestión de pacientes.

“Después de eso nos fuimos para la casa y él (doctor) le mandó unos medicamentos. El día miércoles volvimos allá (consultorio del médico) otra vez y ella le dijo que no entendía el dolor y él le recomendó hacerle un tratamiento con Rayos X, pero como había mucha gente no se pudo hacer, y tuvimos que volver al apartamento”, agregó en su relato a Caracol radio la tía de la fallecida.

Pero el problema que ya venía sufriendo continuó, reseñaron en la revista Semana, y los dolores en su cuerpo se hacían más intensos a cada momento.

“Ella no entendía la razón de tanto dolor, le hicieron tres dilataciones, el médico desde el lunes que fue a la primera consulta debió internarla, pero solo hasta este jueves manifestó que había que operarla nuevamente y en el camino a la clínica murió”, citaron en esa revista del testimonio de la familiar.

El momento fue trágico, porque gracias a un allegado de la mujer lograron llegar entre el tráfico de la ciudad a una clínica, pero era demasiado tarde.

“Nosotros estábamos con una enfermera que trabaja con él y le dijimos que lo llamara y que le dijera que no íbamos a alcanzar a llevarla a la Reina Catalina, y por eso la llevamos a la Clínica Iberoamericana. Llamamos a un amigo para que en su carro nos llevara y cuando íbamos de camino se puso pálida, volteó los ojos, y ya no respondía”, destacaron del testimonio de la tía.

En Caracol Radio consultaron con el cirujano que trató a la mujer, que se identificó como Carlos Sales Puccini, quien sostuvo que no se trataba de un tratamiento estético, sino de obesidad.

“Ella ya tenía una cirugía de obesidad del 2015 y que la paciente a pesar de eso, con sus malos hábitos, volvió a subir de peso. A esos pacientes se les hace un estudio grande antes de operar. Como era recuperación tenía sus riesgos, a ella se le explicó y firmó el consentimiento informado”, aseguró el médico.

Ante lo ocurrido, la familia recurrió a la Fiscalía General de la Nación para que el organismo indague sobre las causas que llevaron a la muerte de la mujer.

Tomado de Infobae