Regresa la Oktoberfest de Múnich tras dos años cancelada por la pandemia

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, confirmó que la Oktoberfest, la más multitudinaria fiesta de la cerveza del mundo, volverá a celebrarse este año, después de dos años de pausa por la pandemia del coronavirus.

“El ‘Wiesn’ 2022 tendrá lugar. Tras dos cancelaciones debido al coronavirus, este año volverá a haber en Múnich una Oktoberfest”, informa la capital bávara en Twitter al referirse a la “Theresienwiese” (Prado de Teresa), que acoge esta gran fiesta, y se remite a las declaraciones del alcalde en rueda de prensa.

El jefe de Gobierno bávaro, Markus Söder, celebró en Twitter el regreso del “Wiesn”, que calificó de “buena señal, especialmente también en tiempos difíciles”.

“La Oktoberfest de Múnich representa como ninguna otra fiesta popular la alegría de vivir y el cosmopolitismo. Es la tarjeta de visita internacional de Baviera. Iré con gusto y ya tengo ganas de la primera Mass”, dijo, al referirse a la tradicional jarra de litro de cerveza.

La fiesta de la cerveza se celebrará entre el 17 de septiembre y el 3 de octubre próximos, sin condiciones ni restricciones, dijo el alcalde, citado por los medios, aunque subrayó que la decisión no ha sido fácil, por dos motivos, uno político y otro económico.

Tras un discurso en el ayuntamiento de Múnich del alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, conectado por vídeo, Reiter ya había declarado en relación a la Fiesta de la Primavera que se celebra actualmente en la capital bávara, que no acudiría por la guerra.

Afirmó que le cuesta imaginarse celebrar alegremente “mientras al mismo tiempo hay guerra en Ucrania y muere gente cada día”.

En este sentido, hoy señaló que al no ser posible pronosticar cómo estará la situación en Ucrania en otoño, no hay justificación para cancelar la Oktoberfest por la guerra.

Otro punto a considerar, agregó, es la pandemia del coronavirus, dijo, y señaló que actualmente no existe ninguna normativa legal que permita restricciones de acceso.

De esta manera, restringir el acceso a la Oktoberfest con la regla de las 3G -por geimpft, genesen oder getestet (por vacunado, sanado o testeado) o de las 2G (vacunado o sanado), como planeaba el alcalde, ni siquiera es legalmente posible.

Antes de la pandemia, la Oktoberfest recibía cada año alrededor de seis millones de visitantes, unos 400.000 en un día concurrido, con el récord máximo registrado en 1985, con 7,1 millones de personas.

Tomado de EFE