Pasará más de un siglo en prisión: Asesino serial en Texas prefería a las prostitutas como sus víctimas

Un asesino en serie se declaró culpable de matar a dos prostitutas en Texas.

La admisión de culpabilidad de Steven Alexander Hobbs, de 51 años, se dio este lunes a poco para que iniciara la selección del jurado en el juicio en su contra en el condado Harris.

Bajo el acuerdo alcanzado, el convicto deberá cumplir dos cadenas perpetuas consecutivas.

Hobbs sería elegible para salir bajo libertad condicional a la edad de 101 años, lo que prácticamente convierte la alternativa en una académica. El acusado recibió 10 años de crédito por el tiempo que ya ha cumplido encarcelado, según el reporte de Law & Crime.

En el 2002, el hombre asesinó a la primera víctima, identificada como Patricia Pyatt, de 38. Tras golpearla, el asesino estranguló a la moribunda al punto de que le rompió varios huesos en el cuello. Posteriormente, lanzó el cuerpo en el Río San Jacinto.

En el 2010,  sometió a Sara Sanford, de 48, con tres pares de esposas en distintas partes del cuerpo, y le disparó en la cabeza. El cuerpo desnudo de la víctima fue recuperado en una zona cercana al de Pyatt. Una sudadera la cubría parcialmente.

Exámenes de ADN vincularon a las víctimas con el asesino.

Hobbs fue arrestado en el 2011. Inicialmente, fue acusado por el asesinato de Sanford, y luego por el de Pyatt.

Contra el hombre fueron presentados cargos de violación, agresión con arma mortal y secuestro. Como parte del acuerdo de culpabilidad, la jueza Natalia Cornelio accedió a descartar los cargos menos graves.

El asesino confeso además es sospechoso del asesinato de Wanda Trombley, de 57 años, quien desapareció en julio del 2011. Su cuerpo fue hallado en septiembre de ese año a unos 30 pies de la entrada del lugar en el que Hobbs laboraba como guardia de seguridad.

Las autoridades creen que hay más víctimas del hombre que sobrevivieron a sus ataques.

Tomado de https://eldiariony.com/