El rabino jefe de Rusia pidió que Sergei Lavrov se disculpe por sus dichos sobre la “sangre judía de Hitler”

Berel Lazar se unió a las críticas contra el canciller ruso: “Sería bueno que simplemente admitiera que se equivocó”.

El rabino jefe de Rusia, Berel Lazar, se unió a las críticas a los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores del país, Sergei Lavrov, quien dijo que Adolf Hitler “tenía sangre judía” y que “los antisemitas más rabiosos tienden a ser judíos”.

Lazar describió los comentarios de Lavrov como “impactantes” y dijo que deseaba que el ministro se disculpara.

“No me considero con derecho a dar consejos al jefe de la diplomacia rusa, pero sería bueno que se disculpara con los judíos y simplemente admitiera que se equivocó”, dijo Lazar a la Agencia Telegráfica Judía. “Creo que entonces sería posible dar por resuelto el incidente y pasar página”.

Israel convocó el lunes al embajador ruso a raíz de los comentarios de Lavrov en un medio de comunicación italiano, donde afirmó que el dictador alemán Adolf Hitler, responsable del Holocausto, tenía sangre judía y que “algunos de los peores antisemitas son judíos”.

“Y qué si [el presidente ucraniano Volodimir] Zelenski es judío. Eso no niega los elementos nazis en Ucrania. Creo que Hitler también tenía sangre judía”, indicó Lavrov sobre la supuesta “desnazificación” de Ucrania como uno de los argumentos rusos para invadir el país.

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, calificó los comentarios de Lavrov de “imperdonables e indignantes… así como de un terrible error histórico”.

Luego, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia redobló las palabras de Lavrov, acusando a Lapid de hacer comentarios “antihistóricos” sobre el Holocausto que “explican en gran medida el curso del actual gobierno israelí para apoyar al régimen neonazi en Kiev” en medio de una creciente disputa diplomática que ha amenazado con desestabilizar la cuidadosa posición de Israel sobre la guerra de Rusia en Ucrania.

Tras esta polémica declaración, el máximo jefe de la diplomacia israelí convocó al embajador de Rusia en Israel “para una reunión de aclaración”.

En la reunión, el embajador de Rusia en Israel, Anatoly Viktorov, fue objeto de una “dura conversación” dijo Lapid.

“Fue una conversación muy dura con el embajador aquí, ya que es imperdonable culpar a los judíos de su propio Holocausto. Hitler no era judío y los judíos no asesinaron a mi abuelo en Mauthausen. Los nazis lo hicieron, y todas estas comparaciones con los nazis son imperdonables y exasperantes”, afirmó Lapid en declaraciones a la radio pública Kan.

El embajador Viktorov se reunió con el subdirector para asuntos de Euroasia del Ministerio de Exteriores israelí, aunque Lapid declinó aportar más información sobre el encuentro ya que es “costumbre diplomática no publicar detalles de la conversación cuando convocas a un embajador”.

El ministro también aclaró que los diplomáticos israelíes en Moscú también han sido convocados en varias ocasiones desde que comenzó la guerra en Ucrania, sin que hayan trascendido más detalles al respecto.

Tomado de Infobae