Bongbong, el hijo del dictador Marcos, favorito en Filipinas

Decía Marx, pero Karl, no Groucho, que la historia se repite siempre dos veces: primero como tragedia y luego como farsa. Cierto o no, eso es lo que está a punto de ocurrir en Filipinas, que el lunes celebra elecciones generales.

Treinta y seis años después de la Revolución del Poder Popular que derrocó al dictador Ferdinand Marcos, quien dirigía bajo la ley marcial una de las autocracias más crueles y cleptócratas del mundo, el favorito es, sorprendentemente, su hijo, apodado Bongbong.

A sus 64 años, Ferdinand Marcos Jr. se prepara para llevar de nuevo a su familia al Palacio de Malacañán. De allí huyeron a la carrera, pero con las maletas llenas de dinero y joyas, el 25 de febrero.

Lidera las encuestas de las elecciones del lunes 36 años después de la revolución que derrocó a su padre. Aliado de la hija del presidente, oculta la represión de su familia para convencer a los jóvenes de que fue una «época dorada».

Tomado de https://www.abc.es/