Cómo Ciudad de México intentó acabar con La Unión Tepito

Por más de dos años las autoridades de Ciudad de México han implementado medidas severas contra la mayor banda criminal de la ciudad, La Unión Tepito, por medio de cientos de arrestos y el congelamiento de millones de dólares en activos; en un intento por destruir completamente al grupo.

A comienzos de mayo, un grupo de extorsionistas señalados de pertenecer a La Unión Tepito fueron detenidos después de estafar a varios negocios de la zona del Centro Histórico de Ciudad de México. Dos días antes, también fue detenido uno de los principales operadores de la pandilla en la capital.

Esas operaciones se han vuelto muy comunes en los últimos años. Entre enero de 2020 y mediados de abril de 2022, se estima que en la capital han sido arrestados casi 550 miembros de La Unión Tepito, lo que significa que este cartel ha sufrido el mayor número de capturas si se compara con otros grupos locales, según afirmó el secretario de seguridad ciudadana de Ciudad de México Omar García Harfuch en una conferencia de prensa del 25 de abril.

Como resultado se ha dado la presunta reducción en la cifra de homicidios y otros delitos, debido a que figuras clave de la organización, desde jefes de plazas, extorsionistas, operadores financieros y distribuidores de drogas, han sido judicializados.

En febrero, Harfuch declaró que La Unión Tepito ha sido fragmentada irreparablemente, y afirmó que la acción dirigida contra el grupo y la captura de su cabecilla a comienzos de 2020, ha logrado que las células del cartel operen de forma aislada, independientes del comando central.

Además, desde 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México ha congelado cerca de US$5,2 millones de cerca de 1.500 cuentas bancarias vinculadas a La Unión Tepito, dijo Harfuch a los periodistas.

Pero la atomización no implica destrucción, y los medios indican que hay por lo menos cinco facciones importantes que siguen operando con el nombre de La Unión Tepito, involucradas en microtráfico, extorsión y robo en varias de las colonias más grandes de Ciudad de México.

Análisis de InSight Crime

Desde su aparición a finales de los 2000, La Unión Tepito no había enfrentado una persecución tan sistemática por parte de las autoridades como ahora. Sin embargo, sobre las implicaciones para el futuro del grupo, aún hay opiniones dividas. Algunos creen que este desaparecerá inevitablemente, y otros que sobrevivirá y evolucionará.

“Yo creo que el declive es irreversible. Más bien tendríamos que ya estar pensando en la posibilidad de nuevos liderazgos y la posibilidad de que las células terminen siendo absorbidas por otro tipo de organizaciones”, comentó Jaime López Aranda, experto en temas judiciales y de seguridad.

Además, hay otras organizaciones rivales presentes en la capital, entre ellas el poderoso Cartel del Jalisco, por lo que la dependencia sobre las rentas de la extorsión y el microtráfico de La Unión Tepito, la hace intrínsecamente vulnerable a la atomización, según López Aranda.

“En el tipo de actividades que realizan, hay como una tendencia mucho más grande que si eliminas ciertas estructuras de liderazgo, las células que quedan no se reagrupan fácilmente”, le explicó a InSight Crime.

Por otro lado, están los que sostienen que aun si las autoridades no exageraran el impacto de la ofensiva contra La Unión Tepito, su pérdida de mando centralizado no es una amenaza a su existencia. Una de esas personas es Antonio Nieto, periodista especializado en crimen y autor de un libro sobre La Unión Tepito.

“Omar García Harfuch declaró que [ya] no es una organización coherente. Por supuesto, sí, sí, tiene razón… [pero] en general siempre había operado de esta manera como células que tienen un objetivo y una zona de influencia”, explica Nieto.

De hecho, el periodista afirma que fue tal la velocidad con la que se expandió La Unión Tepito antes de 2020, que las autoridades no han destruido el grupo, sino que simplemente han reducido su avance. Por el momento, las células dominantes no se han enfrentado entre sí y pueden repeler el avance de rivales locales, como la banda en expansión de Lenin Canchola, y de carteles invasores, como Jalisco y más recientemente el de Sinaloa.

“A largo plazo es posible que otros grupos de criminales o un cártel tome el poder”, señala Nieto, pero “pese a todo esto, por lo menos en 2, 3, 4 años, seguiremos diciendo que la Unión es el grupo dominante en Ciudad de México, sea como fuere, detengan a quien detengan”.

Tomado de https://es.insightcrime.org/