Jackson, el perro que no se despegó del cadáver de su dueño

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre y así quedó confirmado una vez más en la Ciudad de México, donde una mascota fiel acompañó a su dueño hasta que el hombre murió, en las afueras del subte local.

Jackson es un perro de tres años que hasta el último suspiro de aliento acompañó a su dueño, una persona en situación de calle que vivía en la entrada de la estación del Mero Candelaria. 

El indigente de 50 años murió a causa de una enfermedad y su fiel amigo Jackson no se despegó del cadáver del hombre.

Allí permaneció Jackson a su lado, recostado esperando que su dueño y compañero se pusiera de pie para recorrer nuevamente las calles, para compartir el desayuno o sentir una caricia, pero eso no sucedió.

El perro, sin entender lo que pasaba, fue trasladado a un centro veterinario por funcionarios locales de la Ciudad de México, para recibir alimentos y atención médica. 

El perrito fue desparasitado y vacunado para entrar a un programa de adopción. Jackson, el mejor amigo del hombre jamás abandonó a su dueño.

Por qué el perro es el mejor amigo del hombre

Los científicos se basan en varias teorías para afirmar que estas palabras son totalmente ciertas. Según los expertos de la Universidad Eötvös Loránd de Hungría, la conexión única que se establece entre este animal y el ser humano deriva de una región del cerebro que ambos tenemos en común, y que está dedicada a la voz y al reconocimiento de las emociones que transmitimos con ella. Los húngaros también determinan que existen otras muchas similitudes entre el cerebro de un perro y el de una persona, de ahí la gran complicidad. 

Por su parte, los científicos japoneses evidencian la espectacular conexión entre un perro y su dueño en función de la oxitocina. Explican en un estudio datado de 2015 que cuando una persona mira a los ojos a su mascota, el animal libera esta hormona relacionada con el cariño y el apego para mostrar su felicidad. Incluso llegan a afirmar que la relación entre ambos puede llegar a ser muy similar a la de una madre con su hijo. Los perros gozan de la maravillosa capacidad de transferir buenas vibras a cualquiera que les rodee por lo que también son muy utilizados en terapias destinadas al apoyo emocional y físico.

Tomado de https://www.clarin.com/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.