“La niñera asesina”, el estremecedor caso que paralizó al mundo: tragedia, juicio polémico y su vida hoy

Pasaron nada menos que 25 años, pero hay casos no saben de fronteras que logran estremecer al mundo. Y sin dudas la bautizada «niñera asesina» Louise Woodward es uno de ellos, la joven cuya condena por asesinato por sacudir violentamente a un bebé hasta la muerte fuera anulada en Estados Unidos.

La mujer que hoy tiene 43 años, cuyo caso fue noticia en 1997, fue fotografiada recientemente y reavivó los fantasmas de la tragedia inolvidable con el pequeño Matthew Eappen y un juicio polémico.

Aventura como niñera​ y tragedia

Woodward terminó los estudios y en 1996 decidió dejar su hogar familiar en Elton, Cheshire, para cruzar el Atlántico hasta EE.UU. con la intención de trabajar como niñera.

Fue contratada por una agencia en Boston, Massachusetts. Y tras una fugaz primera experiencia fue contratado en noviembre de 1996 por Sunil y Deborah Eappen, ambos médicos de 30 años, para cuidar a su bebé Matthew en su casa en Newton, del mismo estado.

Louise fue fotografiada recientemente cuando salía de hacer compras.

De acuerdo a los informes, la pareja elaboró ​​una lista de expectativas que le presentaron en enero de 1997 para garantizar «la seguridad y el bienestar» del bebé. 

Pero mientras el chiquito estaba bajo cuidado de Woodward, sucedió lo peor: la jovencita llamó a una ambulancia a su casa después de que Matthew dejara de respirar mientras.

Más tarde se descubrió que tenía el cráneo y una muñeca fracturados, con hemorragia interna. Por lo que debió ser colocado en una máquina de soporte vital en el Boston Children’s Hospital.

Woodward fue arrestada y acusada de agresión al menor, pero trágicamente el bebé murió de una hemorragia cerebral apenas seis días después, el 9 de febrero de 1997.

El escenario cambió y la Policía acusó a la niñera de asesinato en primer grado después de que supuestamente les dijera que había sacudido a Matthew y arrojado sobre una pila de toallas.

Muerte trágica, acusación y condena​

La fiscalía afirmó durante el juicio que Woodward había matado al bebé en una «rabia frustrada, infeliz e implacable». Pero sus abogados lo rechazaron enérgicamente mientras ella enfrentaba críticas por parecer «fría» y «sin remordimientos».

Surgió el ejemplo del síndrome del bebé sacudido, una lesión cerebral grave que resulta justamente de sacudir con fuerza a un bebé o niño pequeño. Los músculos del cuello son débiles e incapaces de sostener la cabeza, por lo que puede causar lesiones cerebrales graves.

Apenas 10 semanas después de que ella comenzara el trabajo, el bebé murió de lesiones cerebrales y los fiscales alegaron que había mostrado los síntomas clásicos del síndrome del bebé sacudido.

Sin embargo, la defensa y el neurocirujano Joseph Medsen argumentaron que su fallecimiento pudo ser causado por una lesión que había sufrido semanas antes, y Woodward siempre ha mantenido su inocencia, reproduce el Daily Mail.

Ella lloró cuando fue declarada culpable de un cargo menor de asesinato en segundo grado en octubre de 1997 antes de ser encarcelada de por vida y cumplir una condena mínima de 15 años.

Sin embargo, la condena por asesinato en segundo grado decidida por el juez Hiller Zobel se redujo a homicidio involuntario solo diez días después.

El estremecedor caso, que se volvió popular en el mundo, tanto con gente condenando a la chica como otra defendiéndola, llegó a la Corte Suprema. Y finalmente confirmó su veredicto y fue liberada después de 278 días en prisión.

La vida de ​Louise Woodward hoy

​Louise Woodward fue fotografiada hace unos meses. Vestía un abrigo y calzas deportivas mientras llevaba a su automóvil algunos productos que había comprado. Se cree que las imágenes fueron tomadas cerca de su casa en Shropshire (Reino Unido).

De vuelta en Inglaterra, Woodward estudió Derecho en la London South Bank University, donde se graduó en julio de 2002.

Comenzó un contrato de formación dos años después con el bufete de abogados Ainley North Halliwell, en Oldham Greater Manchester, y describió su carrera en una entrevista como «una cruzada»

La nueva vida la encuentra dando clases de baile latino y, como una persona más dentro de la escuela en Chester.

Woodward se casó con Anthony Elkes, jefe de una empresa de alquiler de camiones, en mayo de 2013, después de mudarse a Bridgnorth y continuar su carrera como profesora de baile.

Afuera, según confían sus vecinos, es «solo otra madre para nosotros». La referencia tiene que ver con que ahora es madre de una hija pequeña. Además, es conocida como Louise Elkes después de tomar el apellido de su esposo.

Qué dijo la niñera Woodward

Antes de que naciera su hija, Woodward le confesó al medio británico: «Sé que hay algunas personas esperando que tenga un bebé para poder decir cosas desagradables».

Y continuó: «Me molesta, pero eso no me va a impedir llevar mi vida. Soy inocente. No he hecho nada malo. Tengo derecho a disfrutar de mi vida. No voy a disculparme por ser feliz».

Las palabras no cayeron nada bien del otro lado del océano, y Mary Wong, la tía de  Matthew, reconoció que tenía «derecho a tener un hijo». Sin embargo le pidió con ironía que tomara» clases para padres» y aprendiera a «controlar su temperamento».

Tomado de https://www.clarin.com/