Presidente Xi Jinping de China sufrió aneurisma cerebral potencialmente mortal y enfrenta grave descontento interno por medidas de tolerancia cero ante Covid

El presidente Xi Jinping sufre un aneurisma cerebral potencialmente mortal, mientras enfrenta grave descontento interno en su país por los devastadores bloqueos implementados tras el nuevo brote de Covid en China.

Según los informes, el presidente chino, de 68 años, quería ser tratado con medicina tradicional en lugar de someterse a una cirugía mayor después de ser trasladado de urgencia al hospital.

egún la agencia de noticias ANI, Xi sufrió el “aneurisma cerebral” a finales de 2021.

Los rumores sobre el estado de salud de Xi han circulado durante años, con nuevas especulaciones provocadas por su ausencia inexplicable de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

En marzo de 2019, durante una visita a Italia y Francia, se vio a Xi con una cojera notable y que necesitaba ayuda mientras intentaba sentarse.

Al dirigirse al público en Shenzhen en octubre de 2020, en el punto álgido de la pandemia de Covid, los observadores notaron su lentitud al hablar y tos.

En lugar de aprender a vivir con el virus, la respuesta del régimen totalitario a la pandemia es apuntar a tener cero casos con fronteras bien cerradas, pruebas masivas y cuarentenas generalizadas.

La estrategia brutal de China ve restricciones extremas impuestas en pueblos y ciudades con solo un puñado de infecciones, con edificios enteros sellados incluso si solo se ha registrado un caso, ya que aquellos que dan positivo son enviados a campamentos de cuarentena.

Esta semana, el Comité Permanente del Politburó advirtió a la gente que no cuestione las políticas estrictas que han cerrado ciudades en todo el país.

Al mismo tiempo, el primer ministro Li Keqiang hizo sonar la alarma sobre la situación laboral “complicada y grave” de China causada por las medidas de cierre.

Las pequeñas empresas han sufrido, con 4.37 millones negocios cerrados en China mientras que solo se registraron 1.32 millones de nuevas aperturas, según Tianyancha, una plataforma de investigación y datos comerciales.

Xi y Li alguna vez fueron considerados rivales por el puesto más alto, informa Bloomberg.

Richard McGregor, autor de “El partido: el mundo secreto de los gobernantes comunistas de China”, dijo: “Probablemente sea una exageración decir que Xi y Li están personalmente en desacuerdo, pero sus declaraciones representan puntos de vista divergentes dentro del sistema sobre Covid y su impacto.

“China está llegando al punto en que se necesita un debate genuino sobre si el precio que se paga por más confinamientos vale el daño económico”.

Los expertos ya han afirmado que Xi podría ser derrocado por rivales hartos del régimen del país en los próximos 18 meses.

Roger Garside, autor de “Golpe en China: El Gran Salto hacia la libertad”, predijo que Xi será expulsado por opositores internos dentro del Partido Comunista Chino en un golpe en Beijing.

El exdiplomático cree que la principal amenaza para Xi vendrá “dentro de los rangos superiores” del Partido Comunista.

Dijo que la política de cero covid de China podría ser la ruina de Xi, ya que su estrategia exagerada ha “aislado al país” del resto del mundo.

Garside cree que el régimen comunista ha arrinconado a China, ya que su drástico enfoque de tolerancia cero podría “implosionar sobre ellos o causar una crisis política”.

Dijo que la política de línea dura podría infligir “costos elevados” en la economía y la sociedad a medida que los ciudadanos lidian con brotes de rápida propagación y desempleo mientras las empresas se ven obligadas a cerrar.

“Es concebible que su estrategia Covid-19 implosione sobre ellos o cause una crisis política”, dijo al sitio The Sun.

Ya en 2017, un alto funcionario chino afirmó que varios miembros importantes del Partido Comunista estaban conspirando para arrebatarle el poder a Xi.

Condujo a una represión de la corrupción que resultó en el arresto de tres miembros del partido, informó la BBC.

Un jefe de salud también afirmó que Xi podría ser derrocado si los científicos demostraran que Covid escapó de un laboratorio de Wuhan.

Jamie Metzl le dijo a LBC el año pasado: “En China, si se probara absolutamente, creo que existe una posibilidad real de que Xi Jinping sea derrocado.

“Habría reclamos de reparaciones en todo el mundo contra China.

“Sería un golpe geopolítico masivo para ese país.

“Solo piense en la ira que sentirían todos en todo el mundo que han perdido a un cónyuge, un hijo, padres”.

Tomado de https://laopinion.com/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.