Atacaron en Ecuador el auto de un legislador que investiga la corrupción del gobierno de Rafael Correa

El último fin de semana hubo un ataque en contra del vehículo que utiliza el legislador ecuatoriano Fernando Villavicencio. Una de las ventanas del auto fue destruida mientras la hermana de Villavicencio se movilizaba en el vehículo. El legislador, que es presidente de la Comisión de Fiscalización del congreso de Ecuador, ha investigado varios casos que comprometen a Rafael Correa, a los funcionarios de ese gobierno y a figuras cercanas al correísmo en casos de corrupción. La Policía no descarta que se trate de un atentado pues la ventana destruida está en el lado donde suele sentarse Villavicencio.

Según las declaraciones del legislador, en una vía al norte de Quito el auto fue golpeado en la puerta derecha de los asientos traseros. Villavicencio asegura que el último sábado le prestó el auto a su hermana, por primera vez. Ese día, él viajó en otro vehículo junto a su resguardo policial, pues según informes de seguridad del gobierno, Villavicencio es considerado de “alto riesgo”.

“Es mi vehículo y ese es el asiento donde yo siempre viajo, justo el único día que no utilicé mi vehículo ocurre esto”, contó Villavicencio a El Universo. A pesar del incidente, el legislador aseguró que seguirá usando ese auto.

Cuando Alexandra Villavicencio, hermana del legislador, tomó una curva redujo la velocidad. Fue en ese instante cuando sintió un golpe en el vidrio. La reacción de Alexandra fue acelerar y alejarse de la zona. “La preocupación es porque ella estaba sola, el vidrio tiene una lámina de seguridad, oscura, opaca, no es fácil ver el interior (…) no puedo asegurar que fue un atentado, pero tampoco descartarlo”, dijo Villavicencio a El Universo. El legislador ha dicho que lo sucedido demuestra la inseguridad y violencia que hay en el Ecuador.

Las autoridades policiales se encuentran revisando las cámaras de seguridad del ECU 911 para determinar qué fue lo que causó la destrucción de la ventana del automóvil. Según el parte policial, la hermana de Villavicencio “no tenía nada de valor visible para que fuera víctima de robo”.

Villavicencio y los casos Saab y Petrochina

Como presidente de la comisión de Fiscalización, Villavicencio investigó el caso de Alex Saab, el presunto testaferro de Nicolás Maduro que ahora responde a la justicia norteamericana y que habría lavado dinero a través del Banco Central del Ecuador.

Fernando Villavicencio sostiene que, en 2011, Hugo Chávez, entonces presidente de Venezuela, y Juan Manuel Santos, ex presidente de Colombia firmaron un “acuerdo ficticio” que benefició a Álex Saab pues permitió que el empresario y su socio Álvaro Pulido crearan, en 2012, una filial ecuatoriana de Fondo Global de Construcciones (Foglocons) –originalmente constituida en Colombia.

Para Villavicencio, el acuerdo firmado entre los entonces presidentes de Venezuela y Colombia fue una forma de utilizar “al Estado colombiano para garantizar los negocios de Alex Saab”. Villavicencio sostiene que “el presidente colombiano Juan Manuel Santos permitió usar a su país como fachada para legitimar el contrato entre Foglocons y ELM Import, la empresa venezolana de Saab que importaría las casas, que para la firma en Miraflores se encontraba inhabilitada para contratar en Venezuela”.

El caso Saab ha puesto la mira en personalidades políticas de alto nivel como los ex presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Ecuador, Rafael Correa. En el caso de este último, la comisión sostiene que la campaña de reelección de Correa fue financiada con el dinero obtenido a través de la trama de Saab, pues una contratistas de Foglocons Ecuador aportó dinero a la campaña del ex presidente a pocos días de haber firmado un cuantioso contrato con la filial vinculada a Saab. Incluso la Fiscalía General de Ecuador inició una investigación en contra del ex presidente por el presunto delito de peculado.

Villavicencio también ha investigado sobre el caso Petrochina, como se denomina a la investigación sobre la deuda que adquirió Ecuador con China durante el gobierno de Rafael Correa y por la que el Estado debe pagar al gigante asiático con barriles de petróleo. Esta sería una trama internacional de intermediación comercial y financiera con el petróleo ecuatoriano, según ha manifestado el legislador. Para Villavicencio, el caso Petrochina es “la trama de corrupción petrolera más grande de Ecuador”.

Antes de ser legislador, Fernando Villavicencio, que ejercía como periodista reveló algunos casos de corrupción del gobierno de Rafael Correa y fue perseguido por este. Inclusoun documental que estará en Netflix contará sobre esa persecución.

Tomado de Infobae