El intendente de la localidad paraguaya atacado por sicarios continúa delicado y en coma inducido

José Carlos Acevedo, el intendente del municipio paraguayo de Pedro Juan Caballeroque fue atacado por un grupo de desconocidos este martes se encuentra internado en una clínica privada de esa ciudad. El último parte médico indica que sigue delicado, pero menos grave que hace unas horas.

El jefe comunal recibió una ráfaga de siete disparos -cuatro de ellos impactaron en su cuello- y fue trasladado de urgencia al centro de salud Viva Bien donde lucha por su vida y donde los médicos lograron revivirlo tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

En el parte médico, el doctor David Peña dijo que “llegó acá casi desangrado. Daño directo no hubo muy importantes, secundarios sí. Va a requerir cirugía. Por sus condiciones, por el momento no se mueve del hospital. Sigue delicado, pero está un poco menos grave”.

“Continúa con drogas de muy alta dosis. Sigue dependiente de drogas desde la cabeza hasta la parte cardiológica. Él está mantenido en forma artificial y sigue delicado”, aclaró y agregó que “en la parte cardiológica recuperamos algo comparado con ayer pero la parte neurológica nos deja muy preocupados”.

“Constatamos hoy que el cerebro está un poco hinchado, que es de esperar después de lo que pasó. Hay actividad cerebral, la muerte cerebral ya se descartó”, aseguró.

El intendente continúa en “coma inducido desde que ingresó. Los parámetros no están estables aún para poder despertarlo. Seguimos mal pero estamos un paso más adelante”.

También describió que el trauma en sí fue concentrado en el cuello y afectó la mandíbula. Perdió mucha sangre y eso influyó en un efecto secundario que afectó al cerebro, los pulmones, los riñones. “Esto se puede controlar y lo estamos controlando”, afirmó Peña.

Acevedo -miembro del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA- se retiraba a las 16.31 exactas de una reunión de la Junta Municipal en donde participaron varios concejales y estaba a bordo de su camioneta Mercedes Benz cuando fue atacado por tres sicarios con una ráfaga de disparos, según consignaron medios locales, frente a la sede comunalPedrojuán -como la mayoría de los locales llaman a esta ciudad- es una localidad paraguaya a 450 kilómetros de Asunción que está en permanente guerra contra el crimen organizado, principalmente el narcotráfico.

“Ellos lo rociaron a balazos. Después abordaron un vehículo color gris y se fugaron”, manifestó un testigo presencial del hecho, citado por el diario local La Nación. Los agentes policiales contabilizaron en la zona al menos 15 disparos. “Había mucha sangre, había recibido disparos en el cuello y en el pecho. Yo estaba cerca, estaba del otro lado. Cuando fue auxiliado se le veía bien”, dijo un funcionario de la intendencia en declaraciones al diario ABC. Dicho funcionario también señaló que Acevedo realiza una lucha frontal contra el narcotráfico en la zona.

El comisario Éver Caballero, director de la Policía de Amambay, advirtió que Acevedo tenía designada custodia policial, pero el concejal César Lesme dijo que, durante la reunión de este martes, el intendente no estaba con guardaespaldas. Acevedo, de 53 años, es hermano del fallecido parlamentario Robert Acevedo y del actual gobernador departamental, Ronald Acevedo, quien, tras el incidente, dijo que el presidente Mario Abdo Benítez “es el único responsable de todo lo que está ocurriendo en la ciudad”.

Tomado de Infobae